Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, Arancha González Laya

González Laya asegura que los brotes de Barcelona y Lleida están controlados

La ministra de Asuntos Exteriores subraya que España es un país seguro tras las restricciones para viajar de otros territorios de la UE

2 min

Tras asegurar en la CNN que Cataluña era un territorio seguro para viajar, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha detallado este domingo que "están controlados" los tres grandes brotes de coronavirus activos en estos momentos en España, el de Barcelona, el de Zaragoza y el de Lleida.

La mitad de los casos detectados en nuestro país son de personas asintomáticas y una vez identificadas se está haciendo un "gran esfuerzo" para poner en marcha medidas de aislamiento social, como sucede en estos tres brotes, ha señalado la ministra en declaraciones a los medios en la base aérea de Torrejón, Madrid.

"Mensaje de confianza"

González Laya ha destacado que las comunidades autónomas están aplicando los protocolos que se han acordado con el Gobierno central, y que éste sigue trabajando con los ejecutivos europeos para explicar todas estas medidas que se están tomando para "tranquilizar y para dar un mensaje de confianza".

"España es un país seguro. Al igual que otros países europeos, España tiene rebrotes. Esto no es inusual. Lo más importante es que España está haciendo un gran esfuerzo para controlar estos rebrotes, un esfuerzo ingente en identificar los casos en los que las personas sean positivas por coronavirus", ha defendido la ministra.

Cuarentena de Reino Unido

La titular de Exteriores ha asegurado que el Gobierno está tratando de convencer a Reino Unido de que Canarias y Baleares queden excluidas de la cuarentena de 14 días que ha impuesto el Ejecutivo británico para viajeros que lleguen a territorio británico procedentes de España​.

Justifica la exclusión de los dos archipiélagos españoles a la especificidad de ambos, al ser "territorios insulares, muy controlados", así como a los datos epidemiológicos de ambos, que están "muy por debajo" de los de Reino Unido.