Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / EP

El Gobierno retrasa la mesa de diálogo hasta después de las elecciones catalanas

"Cuanto antes se celebren los comicios en Cataluña, antes se iniciará el diálogo", explican fuentes de la Moncloa

Gerard Mateo
3 min

El Gobierno pospone la mesa de diálogo hasta después de las elecciones en Cataluña, unos comicios anunciados ayer por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aunque sin precisar la fecha. Según el calendario previsto, el Ejecutivo autonómico colocará las urnas entre el 27 de abril y el 17 de mayo.

Este jueves, fuentes del Ejecutivo han señalado que "cuanto antes se celebren las elecciones y haya nuevo Govern", antes se iniciará el diálogo. Del mismo modo, el Gobierno "respeta" la decisión de Torra de adelantar las elecciones y "mantiene su voluntad de iniciar el proceso de diálogo con las instituciones catalanas para resolver el conflicto político", señalan fuentes de la Moncloa.

Aplazamiento mesa de diálogo Sánchez- Torra / EUROPA PRESS

Compromiso con ERC

La mesa de diálogo entre gobiernos era el principal compromiso de los socialistas en el acuerdo con ERC por el que la formación independentista permitió la investidura de Sánchez, y la idea era que comenzase tras la reunión entre el presidente y Torra, aunque ahora la Moncloa la pospone hasta que haya nuevo Govern.

Así, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), ha pedido este jueves que la mesa de negociación entre gobiernos pactada por ERC y PSOE se ponga en marcha, ya que "tiene que servir para empezar a encontrar esta solución". Del mismo modo, el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, acusa a Sánchez de incumplir el acuerdo de investidura y exige que se ponga una fecha "inminente".

Agenda llena

Por otra parte, el Ejecutivo considera que el anuncio de adelanto electoral "no impide la necesaria relación entre administraciones para resolver los problemas urgentes de la sociedad catalana", como son por ejemplo las consecuencias de la borrasca Gloria, y justifica por este motivo el mantenimiento del encuentro anunciado con Torra.

Del mismo modo, el presidente del Gobierno aprovechará su estancia en Cataluña para verse con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín. Será el día 7 de febrero, un día después de hablar con Torra.

También aprovechará para ver a representantes de la entidad Barcelona Global, que engloba a 221 empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocio, universidades e instituciones culturales, y a más de 780 profesionales que promueven el talento y la actividad económica en Barcelona.