Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Celaá, durante una rueda de prensa en castellano en La Moncloa / EFE

El Gobierno rechaza la propuesta de incluir un 25% de castellano en la ley educativa

Se mantendrá el acuerdo de PSOE, Unidas Podemos y ERC, que elimina citar al castellano como lengua oficial del Estado y vehicular en la educación

4 min

Ni mención explícita como "lengua vehicular" en las comunidades bilingües, ni límite mínimo para impartir en castellano al menos una cuarta parte de las clases. El Gobierno rechaza la propuesta del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs) de incluir un acuerdo de mínimos para garantizar así en la ley el español en las escuelas, después de la enmienda aprobada por PSOE, Unidas Podemos y ERC que la excluye como lengua vehicular

La denominada ley Celaá y sus reformas han empezado a debatirse este viernes en la Comisión de Educación del Congreso, donde se vota el contenido del informe realizado por su grupo de trabajo. En la misma, Cs ha propuesto que se blinde que al menos el 25% de las clases en las aulas se impartan en castellano. No ha tenido éxito.

Nacionalismo

La formación de Inés Arrimadas proponía incluir la referencia al castellano como lengua oficial del Estado, y también que el castellano y las lenguas cooficiales sean consideradas de forma explícita como lenguas vehiculares. La segunda opción era incluir que se imparta en castellano al menos un 25% de la carga lectiva en todas las etapas --tal y como avalan varios pronunciamientos judiciales--, con independencia del modelo lingüístico de cada comunidad autónoma.

En el primer turno de palabra los grupos han concretado sus opiniones sobre la nueva ley educativa, conocida como Lomloe o ley Celaá. La de la representante de ERC, Montserrat Bassa, ha sido que es difícil la pedagogía en las aulas cuando, en su opinión, hay "represión y encarcelamiento antes que diálogo con Cataluña" (sic). "Mientras no haya una república catalana" e "independencia" no habrá un proyecto educativo de país de calidad, ha sostenido la dirigente independentista, aunque admite que con la ley Celaá han aumentado su papel en el currículo.

Decepción

Josune Gorospe, del PNV, ha insistido en destacar que habría que aumentar el ámbito competencial, y ha subrayado que en la norma debe figurar que el euskera es lengua propia. Isabel Pozueta (Bildu), por su parte, ha reiterado su defensa de las competencias de Navarra y Vizcaya, Álava y Guipúzcoa y de "las naciones" que, a su juicio, conviven en el Estado.

Marta Martín, de Cs, ha dicho que no se está hablando de la ley Celaá, sino de la de "Rufián, Iglesias, Lastra y Otegi", con una "tramitación de dudosa garantía democrática". Asimismo, ha criticado la enmienda del Gobierno sobre el castellano y ha lamentado que no se haya tenido en cuenta la propuesta de mínimos presentada por su grupo, que fijaba que se diera en español la enseñanza en un 25% del horario como marcan las sentencias.

Destacadas en Crónica Política

Destacadas en Política