Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante los actos del 40º aniversario del grupo hotelero Hotusa celebrado a principios de agosto en Galicia / EFE

El Gobierno tilda de “absoluto desconcierto” el avance independentista

Justifica la falta de actuación de la Mesa del Parlament por la pérdida de apoyos populares al ‘procés’ y por el intento de los dirigentes secesionistas de “escapar de sus responsabilidades”

2 min

El Gobierno central asegura que en el seno de las formaciones independentistas catalanas se vive un “absoluto desconcierto” tras retrasar el aprobación de la ley del referéndum por parte de la Mesa del Parlament. Así se han expresado fuentes del Ejecutivo de Mariano Rajoy a la agencia EFE.

La lectura que se hace desde Madrid es que la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, se ha negado a firmar el texto de la norma con la que los independentistas prevén convocar el 1-O. Una decisión que estaría causada por la pérdida de apoyos populares al procés y por el intento de los dirigentes secesionistas de “escapar de sus responsabilidades”.

Consecuencias de la ‘purga’ de cargos

También mantienen que ha hecho mella la “purga de cualquier voz moderada” en el Govern de Junts pel Sí. Un goteo de ceses de altos cargos a raíz de la destitución del exconsejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, a principios de julio.

El pasado 31 de julio, Junts pel Sí y la CUP registraron la proposición de esta norma. El calendario parlamentario, con el primer encuentro de la Mesa previsto de forma excepcional este miércoles (el curso político no suele iniciarse hasta septiembre) apuntaba a que se incluiría la cuestión en el orden del día.

La aprobación a trámite es la forma habitual de iniciar un proceso legislativo. Con todo, Forcadell no ha descartado tras la reunión de la Mesa llevarla al Pleno del Parlament por otras vías. Como convertir la proposición en un proyecto de Govern o alterar el orden del día del próximo Pleno de septiembre.