Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, durante una reunión en La Moncloa / Alberto Ortega - EUROPA PRESS

Gobierno y Generalitat reúnen este miércoles la mesa de diálogo para 'desjudicializar' el 'procés'

Los dos socios del Ejecutivo central ya han expresado su disposición a reformar el delito de sedición, mientras que ERC insiste además en la "amnistía" y la "autodeterminación"

Ricard López
7 min

El Gobierno español y la Generalitat de Cataluña celebrarán este miércoles a las 10:00 h de la mañana en el palacio de La Moncloa de Madrid la tercera reunión de la denominada "mesa de diálogo", en la cual se abordan cuestiones relacionadas con el nacionalismo y el procés que interesan a los mandatarios del Govern catalán.

Esta vez, la reunión parte con la previsible intención de de avanzar en lo que denominan "desjudicialización" del desafío de los dirigentes secesionistas al Estado, y llega precedida por la reunión que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), mantuvo con el del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), a mediados de julio.

En esta ocasión, ninguno de estos dos mandatarios asistirán al encuentro, ni tampoco los representantes de Junts per Catalunya (JxCat), socios de ERC al frente del Govern secesionista, puesto que los posconvergentes no confían en los resultados de dicha mesa y exigen iniciar una nueva etapa para abrir una "negociación real" con el Estado.

Iceta y Yolanda Díaz, entre los representantes del Ejecutivo español

En la última reunión, celebrada en septiembre de 2021, JxCat ya no participó en el encuentro porque consideró que se vetaron los nombres que había propuesto, entre los cuales figuraban políticos que no formaban parte del Govern, alguno de ellos, incluso, condenado y luego indultado por el procés secesionista.

La delegación catalana este miércoles la integrarán la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà; el conseller de Empresa, Roger Torrent; el de Interior, Joan Ignasi Elena, y la de Cultura, Natàlia Garriga, mientras que por parte del Gobierno central acudirá el ministro de Presidencia, Félix Bolaños; la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz; el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, y la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

'Caso Pegasus'

Esta tercera "mesa de diálogo" llega tras un breve periodo de congelación de las relaciones con el Gobierno por parte de los dirigentes de la Generalitat a raíz del supuesto espionaje con el programa Pegasus a algunos dirigentes y activistas secesionistas por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de Cataluña de 2015. Una vigilancia que, según el Centro Nacional de Inteligencia, afectó a 18 personas, con las pertinentes autorizaciones judiciales, aunque desde el secesionismo elevan esa cifra a 65, algo que ha sido puesto en duda desde el ámbito académico. Sea como fuere, la controversia desembocó el pasado mes de mayo con la dimisión de la entonces directora del CNI, Paz Esteban.

Reforma de la sedición

Aunque se no ha hecho público el orden del día, se prevé que la mesa aborde la denominada "desjudicialización" del desafío al Estado de los mandatarios secesionistas catalanes en los últimos años, sin concretar qué ámbitos puede abarcar este concepto. En cualquier caso, tanto desde el PSOE como desde Unidas Podemos y los comuns ya han expresado en las últimas semanas su deseo de reformar el delito de sedición por el que fueron condenados algunos de ellos, como es el caso del expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont y algunos de sus exconsellers.

No en vano, en uno de los encuentros que Vilagrà y Bolaños mantuvieron este mes, ambos firmaron un documento que establece que los objetivos de la negociación entre el Ejecutivo central y el autonómico son la "superación de la judicialización" (sic) y la búsqueda de acuerdos para resolver lo que llaman "conflicto catalán". Según los dirigentes de ERC y del PSOE, no hacerlo que incrementa "la polarización" y "dificulta la búsqueda de soluciones".

ERC quiere además "amnistía" y "autodeterminación"

Desde ERC, por su parte, se ha expresado en varias ocasiones la voluntad de que el Gobierno avance en la misma dirección de lo que, a su modo de ver, dictan organizaciones como la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias, que piden la eliminación del delito de sedición del Código Penal.

Asimismo, los dirigentes de esta formación secesionista también han reiterado su intención de trabajar por el ejercicio de la "autodeterminación" de Cataluña --un derecho reservado a las colonias--, por una "ley de amnistía" y de avanzar en lo que llaman "agenda antirrepresiva".

"Protección" del catalán

Otro de los aspectos que podrían abordarse es lo que los dirigentes de la Generalitat denominan "protección" del catalán, después de que el Govern haya logrado burlar por el momento el cumplimiento de la sentencia firme del TSJC que obliga a impartir al menos un 25% de las clases en castellano en el sistema monolingüe obligatorio en catalán impuesto por el Ejecutivo autonómico gracias a dos leyes aprobadas a posteriori el mes pasado.