Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del Gobierno / EURO

La Generalitat abre otro frente con el Gobierno por el cese de Torra en el BOE

El Ejecutivo central estudia si es "legalmente necesario" publicar su inhabilitación; algo que aún no ha hecho, y que los dirigentes de la Generalitat exigen para que Aragonès tome su relevo

5 min

"El tiempo de la confrontación, del frentismo y de la desobediencia en términos legales ha pasado". Con estas palabras se ha referido la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, a la situación política creada por los líderes independentistas en Cataluña en los últimos años. El Ejecutivo central considera que ha llegado el momento de abrir un "nuevo capítulo de la mano de la empatía, el diálogo y la capacidad de comprensión" en la mesa de diálogo entre ambos gobiernos, después de que el Tribunal Supremo confirmara ayer lunes la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat por desobediencia.

Mientras tanto, ambas administraciones mantienen un nuevo pulso a cuenta de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del cese del mandatario de JxCat. Algo que, por ahora, el Gobierno no ha hecho, y que desde la Generalitat consideran como un paso necesario para que el vicepresidente Pere Aragonès (ERC) asuma su relevo en el cargo de forma interina. 

Pendientes de la Abogacía de Estado

La Abogacía del Estado estudia si es "imprescindible o legalmente necesario" publicar en el BOE el cese del presidente autonómico catalán después de que la Generalitat le haya pedido al Ejecutivo central saber cuándo se producirá dicha publicación para hacerlo también en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

Así lo ha explicado Montero tras la reunión del Consejo de Ministros, en respuesta al escrito del Govern para activar el próximo paso tras la inhabilitación de Torra. Dicho paso sería una reunión del Ejecutivo autonómico catalán para aprobar un decreto de sustitución que formalizaría la condición Aragonès como presidente sustituto.

JxCat ve ahora un "incumplimiento" de la ley

En este sentido, JxCat ha acusado al Gobierno de saltarse la ley por no publicar aún en el BOE la inhabilitación de Torra. "Presumen del imperio de la ley pero no cumplen lo que es preceptivo y lo que necesitan las instituciones para tener seguridad jurídica", ha manifestado la portavoz de la formación posconvergente en el Congreso, Laura Borràs , quien se ha preguntado si esta "irregularidad" responde a que no esperaban "esta monstruosidad jurídica".

Según ha abundado, a Torra se le notificó personalmente la sentencia del Tribunal Supremo, y el Gobierno debería saber que ha de darse "dimensión pública" a esa noticia con la correspondiente publicación en el BOE. "Sin esa dimensión pública sigue siendo una noticia a nivel privado", ha advertido.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y la portavoz del Grupo Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs / EP
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y la portavoz del JxCat en el Congreso, Laura Borràs / EP

Elecciones "en breve"

Por su parte, la ministra Montero ha mostrado su "respeto" por las actuaciones judiciales y ha apuntado que el "escenario" que deja la inhabilitación de Torra,  en Cataluña "obliga" a la celebración de elecciones autonómicas "a la mayor brevedad" posible.

En su opinión, unos comicios posibilitarán que los ciudadanos catalanes tomen la palabra y conformen un gobierno "plenipotencial", necesario, según Montero, para los retos actuales, como son la lucha contra la pandemia y sus consecuencias económicas, de manera que "Cataluña pueda inyectar el impulso económico que nuestro país necesita".

Dejar atrás "la confrontación"

Por lo que respecta a la denominada "mesa de diálogo" entre los gobiernos central y autonómico, Montero ha asegurado que su Ejecutivo espera que la Generalitat reclame su celebración para poner fecha a una próxima reunión. Un encuentro para que el Gobierno asegura tener "absoluta disponibilidad" con el objetivo de dejar atrás "los tiempos de la confrontación y la desobediencia".

Según Montero, esta mesa de diálogo es "imprescindible" para "abrir un tiempo de diálogo y reencuentro en Cataluña".

Destacadas en Política