Menú Buscar
Un tramo de la AP7, donde se pondrá en marcha el corredor del 5G / ABERTIS

El Gobierno frena el corredor 5G de la Generalitat por obviar a España

Exteriores paraliza la firma de un acuerdo con la Comisión Europea e insta al Govern a adecuar el texto al "lenguaje jurídico" de un tratado internacional

17.09.2019 09:37 h.
3 min

El Gobierno de España ha frenado el proyecto del corredor 5G del Mediterráneo impulsado por la Generalitat de Cataluña y la región francesa de Occitania. Ha sido el ministerio de Exteriores el que ha bloqueado la firma del acuerdo con la Comisión Europea, prevista para el mes de junio en Bucarest, a consecuencia del redactado del texto, en el que se obvia cualquier referencia al “reino de España”.

En concreto, según Catalunya Ràdio a través de fuentes del Departamento de Políticas Digitales de la Generalitat, el ministerio encabezado por Josep Borrell, ha instado a la Comisión Europea a detener la firma del acuerdo, que sería ratificado por el conseller Jordi Puigneró.

Adecuación del lenguaje

La explicación que el Gobierno habría dado se ajustaría a la falta de adecuación del documento al lenguaje jurídico de un tratado internacional, por lo que se ha pausado la firma tras solicitar a la Generalitat que acometa cambios en la redacción.

Según el Ejecutivo, en lugar de hacer referencia al “reino de España”, como se debe hacer en estos textos, se alude tan solo a la Generalitat. También se apremia al Govern a cambiar la expresión “país” por “región”, cuando se refiera a Cataluña.

"Ministro" Puigneró

Asimismo, en la traducción al inglés, se denomina como “ministerio” a la Consellería de Políticas Digitales y como “ministro” a Puigneró. El Gobierno insta a que se cambie por “departamento” y “jefe de departamento”. En la carta emitida por Exteriores a la Generalitat se recuerda que “esos términos suelen emplearse en relación con entidades estatales”.

El corredor 5G se trata de un espacio entre las autopistas AP-7 y E-9, entre Cataluña y Francia, destinado a que los vehículos autónomos y sin conductor puedan circular a través de la tecnología móvil. El proyecto, que cuenta con un aval de la Comisión Euoropea de entre 8 y 9 millones de euros para convertirse en banco de pruebas del sur del contienente.