Menú Buscar
Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno, des del Palacio de la Moncloa / CG

El Gobierno facilita la salida de empresas catalanas: “Muchas nos lo han pedido”

Tras la marcha de Banco Sabadell y Caixabank, De Guindos presenta el decreto ley que atribuye a los consejos de administración la competencia para cambiar de sede

06.10.2017 14:39 h.
2 min

El consejo de ministros ha aprobado hoy un decreto ley que facilita el cambio de sede social de las empresas, al otorgar esa competencia al consejo de administración, de forma que no será necesario someterlo al parecer de la junta de accionistas. Esta medida se aplicará a todas las empresas excepto si sus estatutos incluyen una "mención expresa" de que el consejo de administración no pueda ser competente para el cambio de sede.

“Nos lo han pedido muchas empresas”, ha asegurado el ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha comparecido tras la reunión semanal del Gobierno.

La decisión tiene lugar después de que Banco Sabadell y Caixabank hayan anunciado su cambio de sede social a consecuencia del proceso independentista. Asimismo, otras empresas catalanas se están planteando hacer lo mismo.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha transmitido el mensaje del presidente Mariano Rajoy a Carles Puigdemont: “Para dialogar hay que estar en la legalidad.

El Gobierno ha destacado que la Junta Electoral Central ha rechazado la validez del referéndum y ha valorado positivamente tanto el mensaje institucional del Rey sobre el conflicto catalán como la postura del Parlamento europeo.

“El respeto a la ley no es opcional y en ocasiones hay que utilizar la fuerza de forma proporcional para defenderla. Las consecuencias de esa vulneración de la ley sigue su curso, hoy han comparecido en la Audiencia Nacional el mayor de los Mossos d’Esquadra y los presidente de ANC y Òmnium, y determinadas empresas han decidido cambiar su sede social”, ha dicho el portavoz del Gobierno.

Rajoy, ha explicado Méndez de Vigo, ha instado a Puigdemont que regrese al orden constitucional. “Eso implica volver al diálogo en el Parlamento de Cataluña que se rompió en la sesión del 6 y 7 de septiembre (aprobación de las leyes de ruptura), que fue una vergüenza democrática. Hay que cerrar esa brecha”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información