Menú Buscar
Un Tedax de la Guardia Civil analiza un zulo de ETA / EUROPA PRESS

El Gobierno tilda el desarme de ETA de "operación mediática para disimular su derrota"

El Ejecutivo asegura que no otorgará "ningún trato de favor" a los terroristas ni ofrecerá "impunidad por sus delitos"

2 min

El Gobierno español ha recibido hoy con indiferencia el acto de desarme de la banda terrorista ETA realizado en Bayona --en el que, a través de unos mediadores internacionales ha entregado una lista con la localización de ocho zulos con 120 armas y 3.000 kilos de explosivos--, recordándole que está "operativamente derrotada, sin futuro y con sus dirigentes en prisión". Por ello, le ha exigido su disolución definitiva, pedir perdón a las víctimas y desaparecer en "vez de montar operaciones mediáticas para disimular su derrota e intentar sacar rédito político de la misma".

En un comunicado, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha advertido de que no hará ninguna valoración sobre el armamento entregado hoy por la banda ni sobre su integridad, hasta que este haya sido analizado por las autoridades y la justicia francesa, de acuerdo con la legalidad vigente.

"Ningún trato de favor" a los terroristas

El Gobierno ha insistido en que la actuación llevada a cabo hoy por la banda terrorista "no es más que la consecuencia de su derrota definitiva por la democracia española, con las armas de la ley, la unidad política y la cooperación internacional, así como por la eficacia y entrega de los Cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado".

Por tanto, ha reiterado que el Gobierno no va a cambiar su posición: "los terroristas no pueden esperar ningún trato de favor del Gobierno y mucho menos impunidad a sus delitos".

El Ejecutivo ha asegurado que seguirá velando por el cumplimiento de la ley y la seguridad de los ciudadanos. También defenderá "el respeto y el homenaje a las víctimas del terrorismo, cuyo testimonio ha sido fundamental en la derrota de la banda terrorista y así debe seguir en el futuro".