Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, comparece tras la reunión del Consejo de Ministros / MARTA JARA - EUROPA PRESS

El Gobierno da por buena la idea de los dos profesores por clase de la Generalitat por el idioma

"Si esas decisiones vienen para cumplir sentencias, bienvenidas sean", afirma la ministra portavoz Isabel Rodríguez

3 min

El Gobierno español se ha referido este viernes a la decisión anunciada por la Generalitat, relativa a poner un segundo profesor en aquellas aulas donde la justicia ha dictado impartir al menos un 25% de las clases en castellano en Cataluña, para esquivar las sentencias y garantizar que se siga cumpliendo de este modo la inmersión lingüística obligatoria monolingüe en catalán para algunos alumnos. 

"Si esas decisiones vienen a dar cumplimiento a las leyes y a las sentencias, bienvenidas sean", ha considerado al respecto la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

La portavoz del Ejecutivo se ha expresado así durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha valorado la decisión del Govern secesionista catalán, y ha sido preguntada sobre si el Gobierno cree que la misma es compatible con la ejecución la sentencia que fija impartir al menos un 25% de las clases en castellano a todos los alumnos.

Competencias cedidas a las autonomías

"El Gobierno respeta a todas las autonomías en el ámbito competencial que tienen en materia de educación y entendemos que estas decisiones de la Generalitat irán encaminadas en ese cumplimiento al que estamos obligados, tanto de las leyes como de las sentencias. Por tanto, si esas decisiones vienen a dar cumplimiento a las leyes y a las sentencias, bienvenidas sean", ha zanjado la ministra.

El Govern anunció el jueves una "ofensiva legislativa para blindar" la inmersión lingüística monolingüe obligatoria en catalán en las escuelas de Cataluña, y ha ordenado al cuerpo de inspectores educativos que intensifique la supervisión del cumplimiento de los proyectos lingüísticos de los centros.

Blindaje del monolingüismo a pesar de las sentencias

Así lo dio a conocer el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en una declaración institucional tras la segunda cumbre extraordinaria en el Palau de la Generalitat de respuesta al fallo del Tribunal Supremo (TS) que fijó un 25% de clases en castellano.

Aragonès añadió que la Consejería de Educación incrementará el número de docentes en las aulas en las que se aplique un 25% de educación en castellano tras sentencia judicial, para "preservar el proyecto lingüístico" del centro.

Los refuerzos son de 35 docentes porque es el número de aulas en las que hay actualmente una orden judicial de aplicar el 25% de enseñanza en castellano, si bien están pendientes de un recurso de apelación por parte de la consejería.