Menú Buscar
Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno / EFE

El Gobierno defiende a Montoro: “No hay discrepancias con Llarena”

El portavoz recuerda que fue el Ejecutivo el que recurrió la partida destinada al 1-O, el que ha intervenido las cuentas y el que ha hecho la comprobación contable

3 min

El Gobierno defiende al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, que ha negado la malversación con motivo del 1 de octubre en Cataluña en plena investigación del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. “No hay ninguna discrepancia [entre las palabras de Montoro y las pesquisas del juez]”, ha dicho el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.

De Vigo ha recordado que los presupuestos de la Generalitat incluían una partida de “cinco millones para el referéndum ilegal del 1 de octubre que fue recurrida por el Gobierno y que el Tribunal Constitucional anuló”. Desde entonces, las cuentas estaban intervenidas, “una intervención contable”. Y, por tanto, esa partida, dice, no sirvió para la organización de la consulta ilegal.

Decidirá el juez

“El juez ha pedido al ministro de Hacienda y Función Pública que le remita una documentación y el Gobierno la va a remitir inmediatamente. Para que sea el juez el que califique jurídicamente los hechos. Esa información le será remitida al juez”, ha añadido el también ministro de Educación, Cultura y Deporte.

Preguntado sobre si Montoro se ha excedido en sus declaraciones, De Vigo ha escurrido el bulto: "Fue el Gobierno el que recurrió aquella partida. Ha intervenido las cuentas. Ha hecho la comprobación contable de las mismas, y se la va a dar al juez".

Dos destituciones

Oficial. Por otra parte, el Consejo de Ministros de este viernes, 20 de abril, ha aprobado la destitución de dos altos cargos de la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Uno de ellos es la directora general de relaciones exteriores, Marina Borrell; el otro, el director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, Agustí Colomines, el ideólogo del procés.

"La actuación de esas personas es incompatible con el cargo que tienen en estos momentos", ha justificado. El cese de Borrell está relacionado con la celebración, en la Delegación de la Generalitat en Bruselas, de un acto al que asistió el exconseller catalán Lluís Puig, a pesar de las advertencias del Ejecutivo de no celebrar ningún acto político en esta sede en la ciudad belga.

 

Destacadas en Política