Menú Buscar
El presidente de Pimec, Josep González; la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès / PIMEC

El Gobierno 'corteja' a ERC en busca de su apoyo para los presupuestos

Calvo ve buena predisposición de los republicanos a las cuentas tras verse con Aragonès, aunque este condiciona toda negociación a un cambio de posición de la Fiscalía en la causa por el 'procés'

10.10.2018 22:48 h.
7 min

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, ha asegurado que ve buena predisposición en ERC a apoyar a los Presupuestos Generales del Estado de 2019. ​"Lo que yo percibo es una capacidad de respeto, de diálogo y de encuentro en los problemas que afectan a la vida de Cataluña. Encuentro casi cada día bastante coordinación y sentido constructivo. Creo que esto ya lo va viendo casi todo el mundo salvo quienes han decidido no ayudar nada", ha señalado.

Calvo se ha posicionado de esta forma tras mantener un breve encuentro --de alrededor de diez minutos-- con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en Barcelona, con quien se ha reunido antes de acudir a la entrega de los XXXI Premios Pimes de la patronal Pimec en el MNAC. Aunque el dirigente nacionalista, posteriormente, ha condicionado cualquier negociación de los presupuestos a un cambio de rumbo de la Fiscalía en la causa de los independentistas enjuiciados por el procés.

2.200 millones adicionales

"Hemos estado hablando de las posibilidades muy buenas para Cataluña que se abrirían en caso de que pudiéramos tener unos PGE", ha explicado la vicepresidenta a los medios.

Y ha subrayado que la Generalitat "podría manejar de una manera más amplia sus presupuestos". "Estamos hablando de una cantidad importante, de 2.200 millones", ha añadido.

Relaciones "normales"

​Además ha destacado que que es "bastante habitual" para ella reunirse con Aragonès y también con la consejera y portavoz del Govern, Elsa Artadi.

Ha dicho que las relaciones del Gobierno con la Generalitat son "lo que siempre tenían que haber sido: completamente normales", y ha añadido que al ejecutivo central le concierne todo lo que pasa en Cataluña. "Nuestras relaciones son de absoluta normalidad y de completa responsabilidad por nuestra parte", y por eso ha asegurado que es consciente de que hay déficits importantes.

El Prat y la Disposición Adicional Tercera

Calvo ha anunciado que la Comisión de Infraestructuras, una de las derivadas de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, se va a reunir "muy pronto", y ha indicado que el Ministerio de Fomento estaría "dispuesto a plantearse" la participación de la Generalitat en el aeropuerto de El Prat.

De igual forma, ha aludido a la Disposición Adicional Tercera del Estatuto, por la que el ejecutivo socialista se ha comprometido a aportar 1.400 millones de euros para Cataluña en cuatro anualidades: "El señor Pere Aragonès ya dijo que era una señal absolutamente positiva de coordinación".

Colaboración con ayuntamientos

También ha subrayado que abordó con Artadi combatir la violencia de género y ha puesto como ejemplo de colaboración la devolución de competencias a los ayuntamientos: "Forma parte de la normalidad que nunca se tuvo que perder y de la lealtad de ambos gobiernos".

"España necesita unos presupuestos generales del Estado para ir sacando del nivel esquelético en el que la derecha ha dejado el Estado del Bienestar y para cumplir con las comunidades y también con los compromisos adquiridos con Cataluña", ha reiterado.

Pide realismo al Govern

Posteriormente, durante su intervención en los Premios Pimes, y en presencia de Quim Torra, Calvo ha garantizado al Govern que el ejecutivo responderá a las demandas que se le hagan desde Cataluña, pero ha pedido a su vez al Gobierno catalán que se sitúe "en una realidad que sirva", dado que "en la política lo que importa son los problemas de los ciudadanos". 

"El pasado enseña, pero ya no está. Importa cómo seamos capaces de gestionar el presente", ha asegurado en su discurso, y ha subrayado que el Gobierno estará "al lado" de Cataluña ante los retos que afronte esta comunidad, si bien ha dejado claro que "lo más importante en democracia es cumplir las normas que nos hemos dado". "Se llama seguridad jurídica, pero finalmente eso se llama capacidad de convivir", ha concluido. 

Juicio por el 'procés'

La respuesta del Govern no se ha hecho esperar y no ha sido tan complaciente como esperaba el ejecutivo nacional. "Nos reafirmamos: hace falta que haya movimientos de la acusación por parte del Estado en la causa en el Tribunal Supremo o no es posible hablar de presupuestos", ha asegurado Aragonès en un tuit.

El mensaje del vicepresident adjuntaba otro tuit del diputado Joan Tardà en el que este remarca que si el Gobierno no insta a la Fiscalía a retirar las acusaciones (contra los dirigentes secesionistas) no será posible negociar los presupuestos.

Torra exige un referéndum secesionista

Por su parte, Torra, que ha cerrado el acto de Pimec, ha defendido un referéndum independentista: "Querríamos poder decir qué queremos ser. Este el clamor mayoritario de la sociedad catalana". Además, ha denunciado que se ha utilizado la economía como "instrumento de coacción" en Cataluña, y que se ha hecho con presiones a las empresas para que cambiasen sus sedes sociales o moviendo depósitos y así hacer "fracasar una idea pacífica y democrática como la independencia".

A pesar de los reproches al Estado, Torra ha subrayado que el proyecto independentista "no va contra nadie", y ha afirmado: "Llevaremos siempre a nuestro lado la bandera de diálogo, porque nuestra mirada no entiende de fronteras".