Menú Buscar
La portavoz de la Generalitat, Neus Munté / EFE

El Gobierno catalán ve una "doble vara de medir" en el caso de la fiscal acosada

Munté cree que los insultos a Magaldi son reprobables y está convencida de que sus autores no tienen nada que ver con el proceso soberanista

14.02.2017 17:00 h.
3 min

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha considerado que los "posibles insultos" tras una sesión del juicio del 9N a la fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, son reprobables, y se ha mostrado convencida que sus autores no tienen nada que ver con el proceso soberanista.

Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, después de que la fiscal haya explicado este martes que la mañana del viernes, cuando salió del Palacio de Justicia, fue insultada al grito de 'mierda, fascista y vete de Cataluña'. 

Munté ha lamentado que varios políticos soberanistas sean objeto de reiterados insultos y "no ha pasado nada", y ha afirmado que ser insultado no está incluido en el sueldo de político ni tampoco en el de miembro de la administración de justicia.

"Las personas que nos dedicamos a la política somos susceptibles de ser criticadas por aquello que hacemos y lo que no hacemos. Los insultos los rechazamos todos vengan de donde vengan", ha concluido la portavoz del ejecutivo catalán.

Además, Munté ha criticado que hay una doble vara de medir con los insultos y se valoran de una forma u otra dependiendo a si afectan "a unos barrios o a otros barrios", es decir, de si afectan a los políticos o de si afectan a otros estamentos.

"Ningún incidente remarcable"

Munté ha asegurado que al Govern no le consta ningún "incidente remarcable" en los días que se produjo el juicio y, en cualquier caso, ha asegurado que el soberanismo es una fuerza cívica y democrática que no opera en ningún caso a través del insulto.

"Estamos del todos convencidos de que los posibles insultos y, reprobables, en ningún caso pueden ensuciar una fuerza correcta, democrática y cívica de las personas que se concentraron a las puertas del tribunal", ha explicado la también consellera de Presidencia.

Ha defendido que la concentración convocada el lunes --cuatro días antes de los insultos a la fiscal-- frente al tribunal que impulsaron las entidades soberanistas ANC, Òmnium, AMC y AMI fue "absolutamente cívica" y se desarrolló sin ningún incidente.

Munté ha confiado que la fiscal, con "la cabeza fría y rigor", decidirá si debe o no emprender acciones judiciales contra los hechos que ha descrito este martes.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información