Menú Buscar
Puigdemont

El Gobierno catalán cesado denuncia un "juicio político"

Confirma en un comunicado que Puigdemont y un grupo de consejeros se quedarán en Bruselas, pero que "no eluden la acción de la Justicia"

3 min

El Gobierno cesado en aplicación del artículo 155 ha emitido esta noche un comunicado desde Bruselas en el que denuncian que los querellados acusados de sedición y rebelión que mañana tienen que declarar en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo se enfrentan a "penas equivalentes a delitos como el asesinato o el terrorismo"

En el comunicado, se asegura que las citaciones de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela "se enmarcan en un sumario sin fundamento jurídico que sólo busca castigar ideas. Estamos ante un juicio político".

En este sentido, aluden a "la desproporción de las penas pedidas por el fiscal, reprobado por el Congreso español, equivalentes a delitos como el asesinato o el terrorismo, demuestran que estamos ante un juicio político efectuado al dictado del gobierno del Estado español"

Se remiten a la fórmula expresada por Puigdemont el pasado lunes, según la cual, unos consejeros irán a la Audiencia Nacional a declarar "como denuncia de la falta de garantías del sistema judicial español y de su voluntad de perseguir ideas políticas". Al mismo tiempo, "otro grupo de consejeros se quedarán en Bruselas para denunciar ante la comunidad internacional este juicio político y emplazar muy especialmente, en Europa a afrontar una solución dialogada al conflicto".

Mecanismos europeos

Precisan, al respecto, que "en ningún caso los consejeros y el residente que se quedan en Bruselas contemplan eludir la justicia sino que justamente la reclaman, y responderán a unas citas, que han llegado de un día para otro, de acuerdo con los mecanismos que ya están previstos en la Unión Europea en estas circunstancias".

En el comunicado, se subraya "el compromiso de este Gobierno en la defensa de los derechos y las libertades del pueblo catalán es total. Asumir las penas de prisión que nos esperan como una denuncia de la situación que vive la democracia en España y como un grito a favor de la libertad de nuestro pueblo".