Menú Buscar
Edmundo Bal, partidario de acusar de rebelión a los dirigentes independentistas

El Gobierno sustituye al abogado del Estado por las diferencias en la causa del 'procés'

La abogada general del Estado, Consuelo Castro, releva a Edmundo Bal que era partidario del delito de rebelión

3 min

Consuelo Castro, la abogada general del Estado, ha decidido substituir al jefe del departamento Penal y el responsable de dirigir la acusación del Gobierno en la causa del procés, Edmundo Bal, que era partidario de acusar de rebelión a los dirigentes independentistas.

Castro se ha justificado aludiendo a la pérdida de confianza, aunque se deduce que la decisión puede estar motivada por la diferencia de criterios en el próximo juicio a los presos separatistas. La Abogacía del Estado optó, finalmente, por presentar el escrito de acusación a los procesados por sedición y malversación pero no por rebelión como había apuntado con anterioridad.

Diferente criterio

La discrepancia entre los dos magistrados quedó en evidencia en la presentación del escrito de acusación del pasado 2 de noviembre. La Abogacía se distanció por primera vez del criterio marcado por la Fiscalía, que sí que ha mantenido la misma valoración durante toda la instrucción.

El letrado Bal quería seguir la línea que había iniciado la Fiscalía, y de esta manera, acusar de rebelión a los líderes independentistas que declararon de manera ilegal una DUI el pasado otoño.

Pérdida de confianza

Castro dirige la Abogacía desde que Pedro Sánchez llegó al gobierno de España y nombró a Dolores Delgado como ministra de Justicia. Ahora debe buscar a un letrado que defienda el escrito de acusación por sedición y malversación.

Cabe destacar, que el cargo que ocupaba Bal de abogado del Estado jefe de lo Penal es un puesto que depende de la abogada general, en este caso de Castro, que ha decidido relevarle por pérdida de confianza.

Cambio de criterio

Fue Castro quien firmó el polémico escrito que difería del criterio de la Fiscalía por primera vez en la instrucción; mientras el ministerio público pedía 25 años de prisión a Oriol Junqueras, la Abogacía del Estado lo redujo a 12 años.

El Ministerio de Justicia ha afirmado que nunca se ha cambiado de criterio, ya que que no había presentado un escrito de acusación hasta el pasado día 2, con lo que sostiene que no puede haber cambio.