Menú Buscar
Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores / EFE

El Gobierno calcula que Cataluña tardará 20 años en 'reconstruirse'

Josep Borrell admite que el 1-O fue una “desgracia para todos” y que “no puedes luchar” contra las imágenes de violencia de la policía

3 min

El ministro de Asuntos Exteriores está en Nueva York, donde ha hablado sobre el conflicto catalán en una conferencia. Josep Borrell se ha avanzado a Pedro Sánchez en el viaje para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas, que se celebra a lo largo de la semana que viene. Uno de los objetivos prioritarios en Cataluña, ha dicho, es “reconstruir el pueblo catalán” y “acabar con la división”.

No será un proceso rápido. De hecho, Borrell calcula que, “si tenemos éxito, puede llevar 20 años”. El ministro ha explicado que la misión de su visita era intentar cambiar la primera impresión que ha dado el conflicto en Estados Unidos. “Por esto estoy aquí”, añadió, e hizo referencia a la “narrativa que construyeron los independentistas”.

La imagen del 1-O

Borrell ha admitido que el 1-O fue una “desgracia para todos” y atribuye esta idea que ha calado en EEUU a las imágenes de la violencia durante el referéndum: “No puedes luchar contra la imagen de alguien que quiere votar y un policía intenta impedírselo”.

En este sentido, ha defendido que España es una “total democracia” y ha recordado que está entre las 20 primeras del mundo, según el Banco Mundial. Y añadió: “Estamos por delante de Bélgica, desde donde nos dan tantas lecciones”, en referencia a los últimos varapalos judiciales –el rechazo de las extradiciones de los políticos huidos y del rapero Valtònyc–.

División en Cataluña

El ministro de Exteriores ha asegurado que el “problema está entre catalanes, no entre Cataluña y España”. Y ha asegurado que “una parte ha sido muy activa, ha trabajado mucho, defendiendo su punto de vista, teniendo una televisión muy potente. La otra ha estado callada, hasta que dejó de estarlo”.

También se ha dirigido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y a sus palabras de que Cataluña es “un solo pueblo”. Se ha preguntado: “¿Quién es parte de ese pueblo? ¿Me acepta o habla solo de la gente a favor de la independencia?”

Destacadas en Política