Menú Buscar
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, habla con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo durante la inauguración de la jornada conmemorativa del XV aniversario de la Ley contra la Violencia de Género en Madrid / EUROPA PRESS

El Gobierno ayudará al Supremo a "cumplir" la sentencia del TJUE

La vicepresidenta Carmen Calvo insiste en mantener las negociaciones con ERC para la investidura de Pedro Sánchez

6 min

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha expresado la disposición del Ejecutivo para "ayudar" al Tribunal Supremo a "cumplir" la sentencia del TJUE sobre la inmunidad del líder de ERC, Oriol Junqueras y ha asegurado que esta resolución es "herencia" del Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy. Tras esta afirmación, ha apostado por devolver el problema "político" al terreno de la política.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir a un acto sobre violencia de género, Calvo ha afirmado que la Abogacía del Estado está "estudiando detenida y concienzudamente" el fallo para saber qué posición ha de adoptar para poder "ayudar de la mejor manera" al Supremo a cumplir el fallo del TJUE.

El Supremo ha pedido a todas las partes personadas en el juicio del procés, la Abogacía del Estado entre ellas, a que fijen posición respecto de cómo el fallo del TJUE debe aplicarse por el Tribunal Supremo, tanto en lo que se refiere a la situación de Junqueras como en el caso del expresidente Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín.

Chantaje de ERC

La respuesta de la vicepresidenta se produce casi cinco horas después de conocerse la sentencia y unos minutos más tarde de que ERC anunciara que suspende las negociaciones con el PSOE en torno a la investidura hasta que la Abogacía del Estado se pronuncie respecto de la inmunidad de Junqueras.

Este pronunciamiento de ERC ha venido precedido de la petición, esta mañana, por parte del partido independentista, de que se cumpla la sentencia entendiendo con ello que debe ponerse en libertad de forma inmediata al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Además, han advertido al Gobierno de que si quiere apostar por el diálogo con ellos debe abandonar la vía penal.

"Nueva etapa"

La vicepresidenta ha tratado de dar respuesta a esta petición al afirmar que "ha llegado el momento de que la política esté solo en la política" a través de la negociación, el acuerdo, el respeto y el "encuentro" entre quienes piensan diferente.

Y ha recalcado este planteamiento al afirmar que desde el Gobierno se considera necesario "abrir una etapa política nueva en nuestro país, una etapa en la que la política esté en la política y significa respeto de las diversas posiciones ideológicas, diálogo para encontrar acuerdos que estén fundamentados en nuestros principios, en los principios propios de un Estado democrático, social y de derecho".

Y, aunque ha señalado que la sentencia del TJUE analiza la inmunidad de Oriol Junqueras pero no entra en ningún momento en la sentencia del TS del 14 de octubre --por la que se condena al exvicepresidente catalán a 13 años de cárcel por sedición y malversación--, ha culpado de la situación al Gobierno anterior.

"Pasar página"

En este sentido, ha querido dejar claro que el actual Gobierno es el "heredero" de una situación creada por el anterior Gobierno de España. Pero cree que la situación que han de afrontar para formar Gobierno puede ayudar a "pasar página" en relación a esa herencia.

"Hemos heredado una situación que estamos administrando en los términos más democráticos posibles, en los parámetros constitucionales, respetando las sentencias del poder judicial, pero entendiendo que hay que entrar en otro momento político porque la realidad obliga", ha recalcado.

Negociaciones con ERC

La vicepresidenta ha insistido en que es necesario "hacer viable" que pueda haber una investidura antes de fin de año para que el nuevo Gobierno pueda tomar decisiones incluidas, ha dicho, las que "convienen a una salida a la situación de Cataluña".

Calvo no encuentra nada "disonante" para seguir trabajando con ERC, según ha dicho en respuesta al anuncio de este partido independentista de paralizar la negociación hasta tener claro qué va a hacer el Gobierno en relación con la sentencia.

De hecho, ha defendido que la negociación para conformar la mayoría que permita investir a Pedro Sánchez y tener "pronto" un Gobierno "no tiene que ver con este otro espacio en el que se produce esta sentencia".