Menú Buscar
Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, en una imagen de archivo / EFE

El Gobierno avisa de las consecuencias de nombrar consejeros encarcelados

Millo advierte de que esa medida, que se analizará "jurídicamente", es incompatible con la voluntad de diálogo que manifestó Torra

2 min

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, cree que la voluntad de diálogo anunciada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la carta enviada al presidente Mariano Rajoy se contradice con la eventualidad de nombrar consejeros a personas que están en prisión. Millo ha hecho estas declaraciones horas antes de que se sepa la composición del nuevo ejecutivo catalán y de la voluntad de Torra de restituir a consellers de la anterior legislatura.

"No sería la mejor manera de empezar y, en cualquier caso, esto requeriría el estudio desde el punto de vista jurídico para tomar la decisión de que medidas cabría emprender", ha apuntado en declaraciones a los medios antes de participar en el acto de celebración del 174 aniversario de la Guardia Civil en Cataluña en el acuartelamiento de Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

La necesaria "normalidad institucional"

Millo, que ha evitado profundizar en esa hipótesis mientras no sea más que una especulación, ha exhortado a Torra a demostrar con hechos su voluntad de diálogo, que ha considerado imprescindible para recuperar la "normalidad institucional" en la comunidad.

"El papel lo aguanta todo. Lo más importante ahora ya no es lo que se dice o se escribe, sino lo que se hace. Aquí lo que queremos y deseamos es que con los hechos el president Torra demuestre que tiene voluntad y ganas de restablecer el diálogo necesario desde la sinceridad y la lealtad institucional", ha agregado

Por su parte, la diputada de Ciudadanos, Sonia Sierra, ha avisado de que el diálogo debe servir para “hablar de listas de espera en sanidad, listas de dependencia o acabar con los barracones; no para ver cómo vuelven a saltarse las leyes”.