Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Educación y Formación Profesional del Gobierno, Pilar Alegría / EUROPA PRESS

El Gobierno dice que no es su tarea hacer cumplir la sentencia del 25% de castellano en Cataluña

La ministra Pilar Alegría sostiene que es el TSJC el que debe pronunciarse sobre los planes de la Generalitat sobre el fallo, que es firme

Ricard López
4 min

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha manifestado este miércoles que es el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) el que tiene que pronunciarse --y no el Gobierno-- sobre los planes de la Generalitat para obedecer y hacer cumplir su sentencia, que establece que al menos un 25% de las clases en el sistema educativo de Cataluña deben darse en castellano.

Alegría se ha expresado así en la sesión de control al Gobierno, al ser preguntada por la portavoz adjunta del PP y responsable de sus políticas de Educación, Sandra Moneo, sobre cómo piensa "asegurar el cumplimiento de dicha sentencia".

"Tomadura de pelo"

La pregunta llega después de que la Generalitat comunicara el viernes al tribunal sus planes para ejecutar el cumplimiento del fallo, limitándose a reconocer --sin concretar cómo-- la presencia del castellano en las aulas catalanas. "En fin, no hay que ser muy avispado para ver, señora ministra, que la respuesta es una tomadura de pelo en toda regla", ha subrayado la diputada popular.

Moneo ha pedido a Pilar Alegría "un poco más de respeto para aquellos que defienden los derechos lingüísticos de los alumnos". "Sean o no sean nuestros hijos, porque si quiere buscar a los que utilizan la lengua de forma partidista no tiene más que levantarse y mirar hacia arriba, porque son sus socios de gobierno", ha dicho.

Sentencia firme

En la réplica, la ministra ha manifestado que "vivimos en un país donde las sentencias se cumplen, y más cuando se trata de una sentencia firme como la que estamos hablando. Por tanto, no tenga ninguna duda que también en este caso será así".

Alegría ha sostenido en este sentido que España es un Estado de Derecho: "Convendrá usted conmigo que, una vez que la Generalitat ha traslado respuesta al TSJC, es a éste a quien le corresponde en estos momentos pronunciarse sobre el cumplimiento de la sentencia".

"Incumplimiento"

A esto, la diputada del PP ha mostrado su "decepción" porque pensaba que la ministra sí que le iba a contestar: "Su respuesta está a la altura del decreto de secundaria que aprobó".

"¿Sabe por qué la Generalitat se permite el lujo de incumplir las sentencias? Porque sabe que usted está de su lado. ¿Y sabe porqué está de su lado? Porque usted debe su sillón aquellos que incumplen las sentencias. Por eso, usted no va a hacer nada ni ahora ni nunca", ha asegurado la diputada popular, que ha acusado a la ministra de copiar "el lenguaje de los separatistas manteniendo una calculada equidistancia y evitando defender a las familias y a los alumnos".

Incertidumbre

Alegría ha acusado a la diputada del PP desempeñar una labor basada siempre en un mismo objetivo, "confrontar y dividir".

La ministra asimismo, le ha espetado que con el nuevo liderazgo del gallego Alberto Núñez Feijóo al frente del PP, "que viene de una comunidad autónoma con lengua cooficial, dejen de usar la lengua como arma arrojadiza.

El Parlament tiene previsto votar el próximo 28 de abril una propuesta de reforma de la Ley de Política Lingüística de 1998 acordada la semana pasada por ERC, JxCat, PSC y En Comú Podem, que disponen de un mes para afianzar su consenso, del que se desdijo JxCat tras las críticas de sectores del secesionismo.