Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sanitarias trabajando en el IAS Girona / Cedida

El Parlament debatirá la equiparación entre ICS y Siscat en Girona

En Comú Podem registra una propuesta para que la plantilla de Santa Caterina y Josep Trueta tengan la misma condición

2 min

El Parlament de Cataluña debatirá una propuesta de resolución para equiparar las condiciones laborales entre los trabajadores de la sanidad concertada y del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) en Girona. En Comú Podem ha entrado un texto propuesto por UGT-IAS para que los sanitarios de los dos hospitales de la provincia, el Santa Caterina --de la red Siscat-- y el Josep Trueta, 100% público, tengan el mismo trato. 

El texto presentado por el diputado de (ECP) David Cid pide al Govern "instar a la equiparación de las condiciones laborales y salarias de todo el sistema público de salud, igualando las condiciones del Hospital Santa Caterina del IAS (Instituto de Asistencia Sanitaria) como empresa 100% participada y sujeta a la Generalitat". 

Moción del Parlament

La iniciativa emana de otra anterior: una moción aprobada en el Parlament en abril que pidió que personal del Siscat, la red concertada, y el del ICS, la mayor empresa pública de la Generalitat de Cataluña, fueran "equiparados" en sus emolumenots. 

El texto validado por la Cámara regional fue recibido con frialdad por la Unión Catalana de Hospitales (UCH) y ACES. Desde el entorno empresarial se valoró que el hemiciclo se "extralimitó" en sus funciones. 

"Es una empresa de la Generalitat"

Ahora y al calor de aquella resolución parlamentaria, los comunes han recogido el guante de UGT y proponen que Trueta y Santa Caterina tengan las mismas condiciones laborales, por cuanto el segundo es una empresa "participada al 100% por la Administración autonómica". 

La iniciativa recuerda que las nueve sociedades parapúblicas tienen entornos laborales propios, menos beneficios que los del ICS. Asimimo, se detecta una gran "desigualdad" en forma del recorte lineal del 5% de sueldo, que aplicó el Govern de Artur Mas en 2010, y que no se ha revertido.