Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el Consell Executiu extraordinario / EFE

La Generalitat vuelve a retrasar los plazos de reparto de mascarillas

El Govern aplaza hasta el 29 de abril la segunda fase de la dispensación de 14 millones de unidades, que debía comenzar este lunes

4 min

La Generalitat ha retrasado la segunda fase de distribución de mascarillas, prevista para este lunes, a la espera de agotar las unidades gratuitas que todavía no han sido recogidas por los usuarios en las farmacias, así como una anomalía en el precio de aquellas que son de pago. El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona ha notificado a las boticas que el nuevo material llegará a partir del miércoles 29 de abril. Así, se trata de la segunda ocasión en la que el Govern varía sus planes, después de aplazar al 20 de abril el primer lanzamiento, seis días más tarde de lo previsto.

El sistema de reparto de la Generalitat se basa en la puesta a disposición de 14 millones de mascarillas quirúrgicas R2, de las que 1,5 millones se entregaron en la primera fase. La primera unidad es gratuita al presentar la tarjeta sanitaria, mientras que la segunda se debe pagar 0,60 euros más IVA por unidad. Según un comunicado emitido por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona a las farmacias, el motivo del retraso de la segunda fase atiende a un fallo por el que se estaban cobrando a un precio diferente.

Recogida de mascarillas gratuitas

Aunque desde la Generalitat no se ha obtenido respuesta a las preguntas de este medio sobre el motivo del aplazamiento, desde la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), detallan que la dilación obedece a la necesidad de dar dos días más de plazo a aquellas personas que todavía no han recogido su mascarilla. Esta medida iría destinada a evitar un “desequilibrio” del sistema de receta electrónica. No obstante, desligan esto de una falta de abastecimiento, ya que solo afecta a las unidades para recoger con la tarjeta del CatSalud y que son intransferibles a otros usuarios. Mientras tanto, sí se pueden seguir comprando aquellas suministradas por proveedores externos y que se venden a un precio máximo de 0,96 euros.

Hasta el pasado miércoles, 22 de abril, --última fecha con datos ofrecidos por la Consejería de Presidencia-- las farmacias catalanas habían repartido 950.000 mascarillas de los 14 millones que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunciara el pasado 9 de abril. Sin embargo, un día después, el 23 de abril, la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, informó de que se pondrían otros dos millones a disposición de la población.

Presión de los boticarios

Según fuentes del sector farmacéutico, ese envío adicional del pasado jueves se realizó a causa de la insistencia de los boticarios tras agotar existencias en numerosos establecimientos. A pesar de ello, los distribuidores consultados aseguran que no cuentan con nuevo material en sus almacenes debido a que el gobierno autonómico ha paralizado los trámites.

El Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Cataluña ha informado, según ha podido saber este medio, de que el retraso de la fecha “podría generar temporalmente inestabilidad o lentitud en el servicio de receta electrónica”. De hecho, este sistema ya sufrió un colapso durante varias horas el pasado 20 de abril con motivo de la primera fase de la distribución de mascarillas.