Menú Buscar
Imagen de agentes de los Mosso d'Esquadra / CG

Un sindicato acusa a la Generalitat de vengarse del mosso que denunció a un mecánico de Reus

El agente ha sido suspendido de empleo y sueldo un mes por demandar al dueño del taller, que se negó a arreglarle el coche a su mujer por ser Policía Nacional

26.05.2019 19:04 h.
3 min

La Confederación Española de Policía (CEP) ha mostrado su apoyo al mosso d’Esquadra suspendido de empleo y sueldo durante un mes por denunciar a un mecánico de Reus (Tarragona) que no quiso arreglarle el coche a su mujer por ser Policía Nacional. En un comunicado remitido por el Comité Provincial de Tarragona del sindicato, lamentan la resolución de la Generalitat, a la que acusan de “vengarse” de la agente “en la persona de su marido”.

Esta semana se conocía que el Govern sancionaba al mosso por “atentar contra la imagen del cuerpo y contra el prestigio y la consideración de la Generalitat”. El agente, fuera de sus funciones laborales, había presentado una denuncia por delito de odio contra el mecánico, que se negó a arreglarse el coche a su esposa. La reclamación del agente fue archivada por el Juzgado de Instrucción 3 de Reus, que aunque advierte de la “hostilidad” del dueño del taller, afirma que no puede calificarse la acción como un acto de odio.

"Venganza" de la Generalitat

Según el relato del agente, el mecánico le espetó a su mujer que él no trabajaba con la Policía Nacional ni con la Guardia Civil porque los considera “unos opresores y los responsables de lo que está pasando” en relación a Cataluña.

Así, las cosas desde el sindicato CEP explican no compartir el archivo de la denuncia. Aseguran que la Generalitat “al no poder hacer daño a la denunciante, se ha vengado en la persona de su marido, un mosso”.

Denuncian "persecución"

“La Generalitat de Cataluña, con su presidente a la cabeza, ha entrado en una espiral de perseguir a todo aquel que no simpatice con la causa independentista”, mantiene el sindicato, que justifica sus argumentos en las “actuaciones en contra de la BRIMO” y “la denuncia contra los policías de Girona”.

“Desde hace mucho tiempo, la Generalitat ha instaurado el sistema del miedo entre sus funcionarios. Mientras que es permisiva con aquellos que se manifiestan a favor de la causa independentista, persigue y quiere aniquilar a todo aquel sospechoso de disidencia. Para la causa está todo permitido, incluso inmiscuirse en los litigios privados que cualquier funcionario autonómico pueda tener”, continúa. Así las cosas, desde el sindicato piden la activación de la pasarela para la entrada de estos agentes en el cuerpo de la Policía Nacional.