Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anuncio de la Consejería de Salud de la Generalitat de Cataluña reconociendo tener vacunas disponibles de este martes 4 de mayo / @salutcat

La Generalitat reconoce tener "vacunas disponibles" pese a sus quejas por las de los policías

La Consejería de Salud invita a pedir cita a los mayores de 60 años una semana después de haber sostenido que inmunizar a la Policía Nacional y la Guardia Civil retrasaría la vacunación

5 min

La Generalitat de Cataluña tiene "vacunas disponibles" contra el coronavirus para todas las franjas vigentes de vacunación por edad --es decir, para las personas de a partir de 60 años--, a las cuales invita a pedir cita para inmunizarse en una campaña comunicativa.

El llamamiento del Govern llega apenas una semana después de las airadas protestas surgidas desde su seno contra una resolución judicial del TSJC, que obligaba al Ejecutivo catalán a vacunar, en el plazo de 10 días, a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil "en la misma proporción" en que ya lo ha hecho con los Mossos d'Esquadra y las policías locales.

Protestas desde el Govern

Dicha resolución se produjo el pasado 27 de abril, y entre quienes mostraron su indignación por la misma figuran la consellera de Salud, Alba Vergés --al considerarla una "discriminación"--; su secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon --que llegó a sostener que, con ello, se retrasaría la "vacunación de gente de 70 años", además de rechazar haber discriminado a nadie por razones de ningún tipo--; y el expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont, que en sus redes sociales dejó claro su rechazo a esos dos cuerpos de seguridad del Estado por razones políticas.

Vaticinios infundados

Obligados por la justicia, y a regañadientes, los dirigentes de la Generalitat acataron la orden y fijaron el lunes, martes y miércoles de esta misma semana para inmunizar a unos 7.000 policías y guardias civiles. Aunque sus vaticinios apocalípticos sobre los supuestos retrasos que ello causaría en los mayores han resultado ser del todo infundados: este mismo martes, su campaña publicitaria reconocía tener "vacunas disponibles" para los nacidos entre 1942 y 1961. Y la semana que viene, prevén empezar a vacunar ya a la ciudadanía de entre 50 y 59 años, tal y como ha admitido la propia Vergés.

Anuncio de la Consejería de Salud sobre la disponibilidad de vacunas, este martes 4 de mayo / @salutcat (TWITTER)
Anuncio de la Consejería de Salud sobre la disponibilidad de vacunas, este martes 4 de mayo / @salutcat (TWITTER)

"El ritmo de llegada de nuevas vacunas sigue creciendo y todos los que hayan nacido entre 1942 y 1961 encontrarán citas abiertas en todo el territorio", admitía este martes la Consejería de Salud en su mensaje de Twitter.

Datos "elocuentes"

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) consideró “elocuentes” en su resolución los datos del informe del propio Departamento de Salud, según el cual, a 24 de marzo, habían sido inoculados con la vacuna el 77% de los efectivos de los Mossos d’Esquadra, así como el 68,9% y el 77,9% de los policías locales y la GUB, frente al 3,6% y 2,8% respectivamente, de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil. A 22 de abril de 2021 --y siguiendo el mismo orden de cuerpos-- esos porcentajes pasaron a ser los siguientes: 80,3%; 71,2%; 79,1%; 9,9% y 6,3%. 

En su comparecencia de la semana pasada, Argimon atribuyó el retraso en la vacunación a estas dos fuerzas de seguridad del Estado al "paro cautelar" de la administración de dosis de AstraZeneca que en principio les correspondían por formar parte de los servicios esenciales; y al no haber recibido "los listados" pertinentes. Algo, esto último, que desde la Delegación del Gobierno ponen en entredicho.

Eva Parera, criticando la actitud de los dirigentes de la Generalitat en la vacunación de policías y guardias civiles / TWITTER
Eva Parera, criticando la actitud de los dirigentes de la Generalitat en la vacunación de policías y guardias civiles / TWITTER

"Nadie dimite"

Sea como fuere, la controversia creó un fuerte revuelo político: Cs, por ejemplo, reclamó la dimisión de Argimon, y en las últimas horas la concejal de Barcelona Pel Canvi, Eva Parera, ha definido la actitud de los responsables sanitarios de la Generalitat como "la mentira como política" y lamenta que "nadie dimita".