Menú Buscar
La consejera de Presidencia y portavoz del Govern de la Generalitat, Meritxell Budó, en rueda de prensa / EUROPA PRESS

La Generalitat amenaza con la reclusión de Cataluña los fines de semana

La portavoz del Govern, Meritxel Budó, ha reconocido que los datos "son malos", aunque trata de evitar "el confinamiento total de marzo"

4 min

La Generalitat amenaza con aplicar el encierro general de la ciudadanía durante los fines de semana para contener el avance del coronavirus. Así lo ha reconocido este lunes la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, que ha detallado que los datos epidemiológicos de Cataluña “son malos” y que hay un aumento de la presión sobre el sistema sanitario, por lo que se requieren medidas más drásticas como la que ha avanzado sobre los días festivos. 

“Es una opción que se contempla. Tenemos que evitar el confinamiento total de marzo a no ser que sea la única solución”, ha manifestado en una entrevista en Catalunya Ràdio. En ella, ha propuesto fórmulas intermedias para reducir al máximo las interacciones sociales ante el aumento de casos. La medida tendría como fin evitar desplazamientos durante los fines de semana, una vez que ya se han aplicado acciones como el cierre de bares y restaurantes.

 

 

Budó comenta el posible onfinamiento durante los fines de semana en Cataluña / TWITTER

Aplicación de sanciones

La portavoz del Govern ha explicado que la primera noche con toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana “ha funcionado” y no ha sido necesario interponer sanciones. No obstante, ha detallado que a partir de esta segunda noche las multas sí se harán efectivas y habrá presencia policial en las calles realizando labores de vigilancia: “Necesitamos que todo el mundo se quede en casa por la noche, necesitamos aplanar la curva”.

Solo ayer domingo se registraron en Cataluña 4.969 positivos y 21 fallecimientos por Covid-19. Además, hay 1.885 personas hospitalizadas por la enfermedad, de las que 342 están en unidades de cuidados intensivos. La comunidad acumula 230.870 casos y 13.794 muertes desde el inicio de la pandemia.

Críticas al estado de alarma

Pese a que Budó ha reconocido como necesaria la aplicación del toque de queda, ha criticado ciertos aspectos del estado de alarma decretado por el Gobierno que, a su parecer, es “insuficiente” y “se ha quedado corto”. “Creíamos que este decreto convertiría a la Generalitat en autoridad competente y no es exactamente así”, ha lamentado. Según la consellera, el articulado no ofrece cobertura jurídica al Govern para aplicar la obligatoriedad del teletrabajo o para dictar reclusiones domiciliarias de personas contagiadas, otras de las cuestiones que la Generalitat pretende recurrir en los próximos días si la transmisión no se frena. 

Preguntada sobre si el nuevo estado de alarma pone en riesgo la celebración de elecciones el 14 de febrero, la portavoz del Govern ha asegurado que se estudia cómo “garantizar el derecho a voto y la seguridad” de los electores y trabajadores durante ese día. “Tenemos que contemplar todos los escenarios”, ha reconocido sobre un posible aplazamiento. Con todo, por ahora la Generalitat trabaja para que se realicen en la fecha establecida.

Destacadas en Política