Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miquel Sàmper (d), consejero de Interior de la Generalitat / EP

La Generalitat pide incorporar 6.000 mossos más en plena crisis económica

El 'conseller' de Interior,Miquel Sàmper, reclama al Gobierno que eleve el tope de los 18.300 agentes actuales a un total de 23.000

5 min

La Generalitat de Cataluña pretende aumentar el número de agentes de los Mossos d'Esquadra en plena crisis sanitaria, social y económica por el coronavirus. El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha reclamado este miércoles al Gobierno español que levante el tope de 18.300 agentes en la plantilla de la policía catalana. En su opinión, si se siguiera la ratio aplicada en las policías autonómicas del País Vasco o Navarra, Cataluña debería pasar de los 17.000 agentes actuales a un total de 23.000. Es decir, nada menos que otros 6.000 más. O lo que es lo mismo, aumentar la plantilla en casi una cuarta parte.

Sàmper ha reconocido que su consejería trabaja a diario para intentar que el Ministerio de Interior levante el techo de efectivos para los Mossos, un límite establecido por la Junta de Seguridad en 2006.

El dirigente de JxCat, asimismo, ha denunciado que las nuevas plazas que se crean para el cuerpo de los Mossos, como las 435 que acordó ayer el Govern independentista en concepto de tasa de reposición, no llegan a sustituir a los policías que entran en segunda actividad o los que se jubilan, por lo que, en la práctica, cada vez cuentan con menos efectivos.

Riesgo de atentados

En su comparecencia, Sàmper ha corroborado que los Mossos han "valorado al alza" el riesgo de atentado terrorista tras los últimos ataques en Francia y Austria, por lo que ha insistido en la importancia de implementar estrategias de prevención, investigación y reacción.

También ha advertido sobre el riesgo de que proliferen discursos del odio, la islamofobia y la criminalización de colectivos, con ataques a la comunidad musulmana, ante lo que ha puesto en valor la labor preventiva que llevan a cabo los Mossos d'Esquadra.

"Extrema derecha"

El conseller ha destacado la importancia de prevenir y evitar actuaciones violentas que ha vinculado con la "extrema derecha", así como atajar los incidentes originados por la "rabia" social por las restricciones del coronavirus, que ha vuelto a atribuir a la extrema derecha, al independentismo radical, a grupos anarquistas y a radicales del fútbol.

Además, ha pedido que se reforme el Código Penal para castigar con mayor dureza la reincidencia en los hurtos.

Derecho de manifestación en pandemia

En plena pandemia del coronavirus, y con restricciones de derechos por el estado de alarma, Sàmper ha insistido que los Mossos buscan la "coexistencia" a la hora de garantizar la seguridad ciudadana y el derecho a la manifestación, la libertad de expresión, a la protesta y a la huelga, con el único límite que ha fijado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En este sentido, se ha remitido a la auditoría que encargó el Govern para analizar la actuación de los Mossos d'Esquadra en los disturbios tras la condena a la cúpula del procés de octubre del pasado año y ha subrayado la importancia de buscar puntos de mejora en sus intervenciones en orden público.

Procicat

El conseller, que ha elogiado la labor de los Mossos d'Esquadra, las policías locales y los equipos de emergencias y protección civil ante la pandemia del coronavirus, ha indicado que en el marco del Procicat se han tramitado junto a la consellería de Salud 130 planes sobre el coronavirus: 65 para modular el confinamiento y 65 en la etapa posterior.

En este sentido, ha anunciado que, una vez que el Procicat acordó el pasado lunes un primer protocolo de actuación en los colegios electorales para las próximas autonómicas, la semana que viene aprobará otro sobre cómo se debe desarrollar la campaña electoral en plena pandemia, al que seguirá un documento marco sobre los comicios.