Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Acción Exterior de la Generalitat, Victòria Alsina, en un acto para conmemorar el Día de Europa / Kike Rincón - EUROPA PRESS

La Generalitat nombra tres 'embajadores' en apenas dos semanas

El Govern catalán designa al exfuncionario de la ONU Francesc Claret como delegado en el Reino Unido e Irlanda, tras la elección de Josep Vives en el Cono Sur y de Laureà Fanega en África Meridional

5 min

La Generalitat de Cataluña mantiene su frenético ritmo de nombramientos de embajadores para hacerse cargo de su veintena de delegaciones políticas en el extranjero. Si hace dos semanas designó a Josep Vives  --exportavoz del Barça y exconcejal de Convergència (CiU) en Manresa-- como nuevo responsable en el Cono Sur, y la pasada a Laureà Fanega --jefe del Servicio de Deportes y Juventud del Ayuntamiento de Hospitalet-- al frente de la de África Meridional, este martes le ha tocado el turno a un nuevo protagonista. Se trata de Francesc Claret, un exfuncionario de Naciones Unidas (ONU), que ha sudo elegido como nuevo delegado del Govern secesionista en el Reino Unido e Irlanda.

Según informa la Generalitat, Claret --nacido en Barcelona en 1971-- ha sido durante 25 años funcionario de la ONU, de manera que empezó a trabajar en la misma cuando tenía apenas 26 de edad. Según el Govern, su primer cargo fue el de oficial de Asuntos Políticos en el Departamento de Asuntos de Desarme en 1997; y, ya en 2021, fue nombrado jefe de gabinete de la Oficina del Representante Especial del secretario general de la ONU en Colombia y jefe de la Misión de Verificación en Bogotá.

Según dicho currículum, Claret ha ejercido tanto desde las sedes de la ONU en Nueva York como en misiones y oficinas regionales en África, América Latina y Oriente Próximo, y acumula "una larga experiencia en asuntos políticos, diplomacia y gestión de equipos", así como en liderazgo en negociaciones y organización de campañas de información pública. Licenciado en Ciencias Políticas por la UAB y doctorando en Derecho en la Universidad de Leiden (Países Bajos), Claret tiene además con un diploma en Derechos Humanos por el Institut Català de Drets Humans y el Consejo de Europa, un posgrado en Relaciones Internacionales y Europeas por la Universidad de Ámsterdam y un máster en Derecho por la Universidad de Sussex.

Propaganda nacionalista y críticas a España

En la actualidad, la Generalitat de Cataluña cuenta ya con una veintena de embajadas políticas en todo el mundo, desde las cuales no se escatiman esfuerzos para difundir el ideario secesionista del Govern de ERC y JxCat y difundir incluso mensajes propagandísticos contra España, tal como hizo la propia consellera de Acción Exterior, Victòria Alsina (JxCat) el pasado mes de diciembre en México.

A finales del año pasado, según datos del Govern, la red de embajadas de la Generalitat en el extranjero tenía a su servicio a más de 70 personas trabajando en ellas. La que contaba con más personal en ese momento era la de la Unión Europea (UE), con 15, mientras que en el resto, la plantilla oscilaba entre cuatro y siete.

Casi 100 millones en un año en Acción Exterior

Los delegados de estas oficinas tienen un sueldo de 87.456 euros. En el caso de la Oficina de Bruselas, tiene además un delegado adjunto que cobra 79.917 euros. Los técnicos cobran entre 56.300 euros y 43.221 euros, mientras que los gestores tienen un sueldo de 32.281 euros. Los administrativos reciben 32.622 euros y las secretarias, hasta 40.206 euros.

El presupuesto para 2022 de la Consejería de Exterior de la Generalitat pasó de 73,7 millones de euros en 2021 a los actuales 94 millones. Asimismo, cuando se aprobaron las cuentas del Govern, se preveía un aumento de 3,8 millones de euros para la partida dedicada a las embajadas catalanas, con la apertura de varias nuevas, el refuerzo de las existentes con más personal y la ampliación del área geográfica de algunas de ellas.