Menú Buscar
Un ciudadano retirando lazos amarillos / EFE

La Generalitat niega ahora haber multado por quitar lazos amarillos en 2018

Interior, sin embargo, reconoce que los Mossos intervienen si los símbolos se retiran con violencia, con la cara tapada o dañando el mobiliario urbano

03.01.2019 13:26 h.
5 min

La Generalitat de Cataluña niega haber multado a ciudadanos por quitar lazos amarillos de los espacios públicos. Después de haber llegado incluso a amenazar con imponer sanciones de hasta 30,000 euros por este motivo, el departamento de Interior del gobierno catalán sostiene ahora que los Mossos d'Esquadra no ha sancionado a nadie por este motivo en 2018.

El Ejecutivo de Quim Torra ha respondido de esta forma a una pregunta parlamentaria de Ciudadanos (Cs) del pasado mes de noviembre, asegurando que la policía catalana no tiene ninguna "directriz ni pauta" sobre la "retirada o colocación" de determinada simbología en la vía pública.

Excepciones

Las explicaciones de Interior, facilitadas al diario Ara, aseguran que el departamento no tiene ningún procedimiento para "emprender acciones" contra quienes actúan de esta manera. Aunque, eso sí reconocen que los Mossos intervienen si los símbolos se retiran de forma violenta, con la cara tapada o dañando el mobiliario urbano.

Por este último motivo, se han impuesto 34 multas por colocar simbología. Una cifra similar a las 39 personas de 2017 por esta infracción leve. Y que contrasta con los sólo nueve de 2016 --año previo a la DUI y a la colocación de lazos amarillos en los espacios públicos--, y a los cero de 2015.

Sanciones de hasta 30.000 euros

Cabe recordar que, en los últimos meses, la policía catalana ha identificado en varias ocasiones a personas por retirar de las calles el símbolo que reivindica la puesta en libertad de los políticos en prisión preventiva por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de 2017.

Sin ir más lejos, el pasado mes de agosto el departamento encabezado por Miquel Buch anunció que iniciaría acciones por una “presunta infracción grave de la Ley 4/2015 de seguridad ciudadana” contra un grupo de 14 personas que retiraba lazos amarillos de las carreteras catalanas. Amenazando, incluso, con imponerles multas de hasta 30.000 euros por causar "daños en el dominio público", tal y como puede apreciarse bajo estas líneas.

El Govern anuncia las multas a un grupo que retiraba lazos amarillos / CGLa Fiscalía puso orden

La fiscal general del Estado, María José Segarra, advirtió al día siguiente de una de estas identificaciones de los Mossos efectuada en Tarragona que "no hay delito alguno ni en quitar ni en ponersímbolos en la vía pública, porque es algo que "forma parte de la libertad de expresión". 

En este sentido, cabe recordar también que la Fiscalía archivó el pasado mes de octubre la investigación por las multas que la policía local de L'Ametlla de Mar impuso a un grupo de personas por pintar con espray rojo sobre un lazo amarillo metálico ubicado junto a un monumento. El ministerio público advirtió de que no se debe multar a los que causen daños a esos símbolos independentistas si no están en un bien público.

Imputaciones y ataques

La respuesta de la Generalitat sobre los lazos amarillos ha trascendido justo el mismo día en que los Mossos han imputado a una persona por, presuntamente, retirar una estelada metálica de cien kilos colocada por un grupo de independentistas en un monte de los alrededores de Amer, la localidad natal del expresidente de la Generalitat prófugo Carles Puigdemont.

Asimismo, la diputada de Ciudadanos Lorena Roldán ha denunciado este miércoles que, en estos tres primeros días de 2019, su partido ha sufrido tres ataques: uno contra su sede en Vilaseca, otro en Almacelles "contra el vehículo particular de una persona vinculada con nosotros", y otro en Besalú, donde se han colgado muñecos que representan a diversos partidos no independentistas. "No normalizaremos que el primer partido de Cataluña tenga que sufrir casi a diario ataques por parte de no nacionalistas", ha afirmado.