Menú Buscar
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Imagen del artículo 'Crece la ciénaga' / EFE

La Generalitat da más de medio millón de euros a Òmnium Cultural

El Gobierno catalán también subvenciona a otras asociaciones independentistas afines en sus Presupuestos: Plataforma per la Llengua se embolsará 135.000 euros

3 min

La Generalitat de Cataluña no escatima dinero público para subvencionar a las instituciones más afines a sus postulados independentistas. Entre ellas se encuentra Òmnium Cultural, que en los últimos años se ha convertido en una pieza política clave para impulsar el procés.

La organización presidida por Jordi Cuixart ha visto recompensada su labor con una partida de 525.000 euros en los Presupuestos presentados la semana pasada en el Parlamento de Cataluña. Unas cuentas que cuentan con el respaldo de las dos fuerzas nacionalistas que dirigen el Govern (JxCat y ERC), junto a la abstención de Catalunya en Comú Podem.

Además de este medio millón de euros otorgado a Omnium, la Generalitat --que mantiene en sus cuentas los recortes impuestos durante el mandato del convergente Artur Mas-- también premia a otra polémica asociación afín. Se trata de Plataforma per la Llengua, célebre por querer excluir al castellano como lengua cooficial de Cataluña y por señalar a los comercios que utilizan o rotulan en este idioma.

135.000 euros a Plataforma per la Llengua

En concreto, Plataforma per la Llengua se embolsará 135.000 euros para continuar llevando a cabo sus controvertidas iniciativas. Una de las más sonadas fue el espionaje para conocer en qué idioma hablan los niños en los patios de las escuelas catalanas.

Ambas subvenciones han recibido las críticas del diputado del PPC Santi Rodríguez, que se quejó en la Cámara catalana de que se emplee dinero público para regar a instituciones supuestamente culturales pero que, en el caso de Òmnium, se dedican a hacer "campañas políticas" de promoción de la independencia y, en el de Plataforma per la Llengua, a marcar la "política lingüística de las escuelas" catalanas.

Además de subvenciones controvertidas como estas, le Generalitat continúa gastando dinero de todos los catalanes en sufragar sus denominadas estructuras de Estado "sobredimensionando su agencia tributaria" y dedicando 18 millones de euros a sus delegaciones en el exterior. "Más dinero que en  políticas de familia y mujeres", según denuncia el propio Rodríguez.