Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, y el vicepresidente 'conseller' de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, en su rueda de prensa / EFE

La Generalitat ve "insuficientes" los acuerdos de la reunión bilateral con el Gobierno

Ambos Ejecutivos diseñan un calendario para abordar cuestiones como el traspaso de los trenes de Rodalies, pero el Govern "exige" más concreción

Ricard López
7 min

"La valoración es que es insuficiente", en palabras de la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà (ERC). O, en una de las respuestas del vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró (JxCat), "si [el presidente] Pedro Sánchez viene a negociar los presupuestos, ya negociaremos el precio”. Con declaraciones como estas expresaron los dirigentes secesionistas del Govern catalán su descontento tras la reunión bilateral mantenida este lunes con el Ejecutivo central. Una cita a partir de la cual pretenden materializar los 56 traspasos de competencias que reclaman, y en la que se calendarizaron próximas reuniones para analizarlos a partir de septiembre y hasta principios de 2022.

El primer encuentro bilateral entre ambos Ejecutivos desde 2018, un encuentro que duró casi dos horas, puso sobre la mesa esos 56 traspasos que "exige" el Govern al considerarlos pendientes, y que se tratarán varios "grupos de trabajo" para ver su viabilidad en cuestiones sociales, económicas y de infraestructuras que van desde la cesión competencial del Ingreso Mínimo Vital (IMV) hasta la de los trenes de Cercanías (Rodalies) de Renfe a la Generalitat, o bien la ampliación de efectivos los Mossos d'Esquadra --hasta 22.000 más-- para llevar a cabo "un cambio generacional" en la policía autonómica catalana.

200 millones por la disposición del Estatut

Entre esos asuntos concretos que se han puesto sobre la mesa figuran además otros como, por ejemplo, la financiación de la ley de dependencia, el cumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut --para la cual el gobierno prevé traspasar 200 millones, 100 de ellos este mismo año--, políticas de empleo, inspección de trabajo, salvamento marítimo, la formación médica especializada, infraestructuras de riego, e incluso el traspaso de la titularidad de edificios del Estado como la sede de la Jefatura Superior de Policía en la Via Laietana de Barcelona, a la cual el Govern pretende expulsar de ese lugar.

Además del grupo de trabajo que se constituirá en octubre para analizar esos 56 traspasos, en noviembre se reunirá la comisión bilateral de infraestructuras, en diciembre lo hará la comisión de asuntos económicos y fiscales y, ya en enero de 2022, volverá a reunirse la comisión bilateral para evaluar los avances.

Acuerdos alcanzados

Por lo que respecta a los acuerdos alcanzados, Vilagrà aludió al traspaso de becas, que "se acabará de cerrar en la comisión de transferencias" para que "entre en vigor en el curso 2022-2023".

También hay ya acuerdo para crear un grupo de trabajo que estudie un cambio de legislación estatal para hacer el traspaso del Ingreso Mínimo Vital del Gobierno y armonizarlo con la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Generalitat.

También se constituirá un grupo de trabajo sobre posibles "cambios" en la legislación que permitan retirar el recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional contra la regulación catalana del precio de los alquileres.

Del "relevo generacional" de Mossos al traspaso de Rodalies

En cuanto a "conflictividad competencial", según Vilagrà, también se acordó "agotar" la vía de la negociación para evitar la impugnación de leyes y "no suspender automáticamente" de manera general las normativas catalanas que recurra el Estado.

Asimismo, también se han producido avances en la posible jubilación anticipada de los Mossos d'Esquadra y Agentes Rurales antes de los 60 años --con el trasfondo de llevar a cabo "un relevo generacional" incorporando nuevos efectivos más jóvenes--.

El Gobierno, asimismo, se ha comprometido a estudiar el traspaso de Rodalies de Renfe en la próxima reunión de la comisión bilateral de infraestructuras y la comisión de asuntos económicos y fiscales. Algo que Puigneró da por hecho.

Discrepancias

Otras cuestiones en las que la Generalitat ha destacado, en cambio, su falta de sintonía con el Ejecutivo central ha sido la falta de acuerdo en la petición del Govern de proteger también la lengua catalana en la Ley del audiovisual.

En resumen, Vilagrà ha considerado "insuficientes" los acuerdos alcanzados, ya que su idea era "llegar mucho más allá en los 56 traspasos".

Puigneró ve "leyes recentralizadoras"

Por su parte, Puigneró, ha coincidido en estimar "insuficientes" los acuerdos y esperará a ver cómo se concretan los traspasos en las próximas reuniones, en las que se comprobará "si el Gobierno tiene intención de avanzar en la pantalla del autogobierno".

El vicepresidente del Govern ha centrado su intervención en valorar el acuerdo --alcanzado también este lunes al margen de la reunión bilateral-- para la ampliación del aeropuerto de El Prat. Y, al ser preguntado sobre si siente que cesiones como el dinero que el Ejecutivo central transferirá al catalán para cumplir con el Estatut puede hacerle sentir presionado para que JxCat apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ha repondido así: "Si Pedro Sánchez viene a negociar los presupuestos, ya negociaremos el precio".

Puigneró, asimismo, ha trasladado al Gobierno su "preocupación" ante supuestas "leyes recentralizadoras", y ha manifestado su "malestar" porque éste no haya tratado sobre "los fondos europeos" en la bilateral de este lunes. Una cuestión reservada por el Ejecutivo central para reuniones multilaterales con todas las autonomías, como por ejemplo la cumbre de presidentes del pasado viernes a las que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, no quiso asistir.