Menú Buscar
La portavoz, Neus Munté (i), y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont / EFE

La Generalitat alega insolvencia económica para no adjudicar las urnas

Munté asegura que los motivos de que el concurso haya quedado desierto son "estrictamente técnicos"

2 min

La consejera catalana de Presidencia, Neus Munté, ha asegurado que los motivos por los que el concurso para comprar las urnas del referéndum ha sido declarado desierto son estrictamente técnicos y se debe al hecho de que las dos empresas que se habían presentado no han podido demostrar su solvencia económica. Las firmas que optaban a hacerse con la adjudicación eran Plastic Express y la UTE formada por Espal World y Suministros Integrales Futbida.

Munté ha explicado que el proceso de homologación de empresas es "cien por ciento técnico y legal, se han seguido todos los pasos". "Se trata de la solvencia económica de las empresas que se han presentado, esto puede pasar. Los procesos administrativos deben ofrecer todas las garantías, tanto para las empresas como para el Govern".

Ha asegurado que el objetivo de conseguir urnas “se mantiene intacto, como Govern lo tenemos muy claro porque nos ampara el Estatut. Con esta voluntad, analizaremos las vías legales para poder completar este objetivo”.

Ha insistido en que la declaración del concurso como desierto no tiene que ver con las “amenazas” judiciales que hay sobre el referéndum, sino que se debe a requisitos estrictamente técnicos.

Destacadas en Política