Menú Buscar
Imagen de archivo de un convoy del Metro de Barcelona  / TMB

La Generalitat dicta los servicios mínimos de la huelga del Metro para la 'Mercè'

Los paros serán de dos horas durante la franja matinal y de tres y media durante la vespertina, que se incrementarán el lunes 24 de septiembre

3 min

La conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha dictado los servicios mínimos de la huelga convocada por el comité de empresa del Metro de Barcelona para los días 21, 22, 23 y 24 de septiembre, coincidiendo con las fiestas de la ciudad, La Mercè.

Finalmente, los paros del viernes 21 se realizarán de 7.00 a 9.00 y de 19.00 a 22.30 horas; el sábado y el domingo serán de 11.00 a 13.00 y de 19.00 a 22.30 horas. Y el lunes 24, de las 10.19 a las 12.19, de las 17.44 a las 19.44 y de las 22.50 a las 00.50 horas.

Servicios mínimos

Para el viernes, la conselleria ha fijado unos servicios mínimos del 40% en horas punta -de 7.00 a 9.00 y de 19.00 a 20.00 horas-, y del 20% para las horas valle -de 20.00 a 22.30 horas-, mientras que para el sábado, domingo y lunes los servicios mínimos son de un 33% durante los periodos de huelga.

El suburbano barcelonés parará durante la Mercè debido las quejas de incumplimiento de convenio, a pesar de las discrepancias de las últimas semanas de la UGT y CCOO con la CGT.

Motivos de la huelga

Entre estos incumplimientos, según fuentes sindicales, se encuentra el método de contratación de los nuevos trabajadores de la Línea 10 Sud. Los representantes de los trabajadores denuncian que las 25 incorporaciones se han firmado como temporales, en vez de indefinidas, contraviniendo lo acordado hace un año para firmar el convenio hasta 2019. Otro de los argumentos para convocar la huelga ha sido la inseguridad que sufren los trabajadores del metro, y el déficit de plantilla que denuncian desde hace meses, entre otros.

El comité del metro y la dirección de TMB firmaron en julio de 2017 un acuerdo sobre el convenio colectivo de sus 3.500 trabajadores para el periodo 2016-2019. En el mismo se contemplaba, entre otras cuestiones, "la estabilidad laboral y organizativa" en los próximos años y "mejoras económicas y sociales". Por ejemplo, la recuperación de 46 puestos de trabajo, que 372 contratos parciales pasaran a jornada completa, y aumentos salariales del 4,5%.