Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La tuneladora de la Línea 9 del Metro, infraestructura que estuvo parada durante diez años por falta de dinero / EFE

La Generalitat gasta siete millones en dejar las obras de la L9 paradas durante una década

La infraestructura, que impulsó el tripartito hasta que Mas suspendió los trabajos por falta de recursos, ha atravesado por varias vicisitudes y aún no hay fecha para inaugurar la estación de Sagrera

3 min

Un gasto elevado, 7,5 millones de euros, pero necesario para garantizar el mantenimiento del tramo central de las obras paradas de la Línea 9 del Metro. La Generalitat destinó 4,5 millones a personal, materiales y maquinaria mientras esos trabajos estuvieron parados. Asimismo, invirtió otros 2,9 millones en electricidad y agua.

La Línea 9 del Metro es una ambiciosa infraestructura impulsada por el Gobierno tripartito y que une Santa Coloma de Gramanet y el aeropuerto de El Prat​​​​​​​. En 2011, ya con Artur Mas al frente de la presidencia de la Generalitat, las obras del tramo central quedaron paralizadas por los recortes en el gasto público. Durante diez años, el Govern se ha visto obligado a llevar a cabo obras de mantenimiento preventivo con la finalidad de que se pudieran reeprender. Tanto en las estaciones como en el túnel ya construido que no está en servicio.

"Seguridad garantizada"

No fue hasta 2021 cuando se reanudaron los trabajos. Mientras tanto, "un equipo de dirección de obra del túnel ha realizado las visitas necesarias para garantizar la seguridad de todas las infraestructuras paradas. También se ha seguido con el mantenimiento de la tuneladora situado bajo la calle Manuel Girona, que deberá continuar con los trabajos de excavación", explica el vicepresidente y consejero de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, en respuesta a una pregunta formulada por el diputado del PSC-Units, Jordi Terrades.

Las obras de la futura estación de La Sagrera en una imagen de archivo / EFE
Las obras de la futura estación de La Sagrera en una imagen de archivo / EFE

"Los tramos semiconstruidos y de obras paradas de la L9 se pueden considerar seguros, debido a las tareas continuadas de mantenimiento", explica el vicepresidente.

Puntos de la obra oxidados

Del total de la infraestructura construida que no está en servicio se deberán sustituir aproximadamente 1.056 metros de vía del tramo Macropou-La Sagrera debido a que actualmente presenta altos índices de oxidación, lo que supondrá un gasto de 680.618 euros.

Sobre la fecha de puesta en funcionamiento, la Generalitat informa de que "actualmente la L9/L10 Nord en servicio dispone de la estación de La Sagrera con intercambio con las líneas 1 y 5 del Metro. Esta estación pertenece al túnel que en un futuro debe servir para la prolongación de la Línea 4 y que actualmente se está utilizando para explotar la L9/L10 Nord".

En cuanto a esta estación, situada en el barrio de Sant Andreu, "su puesta en servicio está supeditada en la entrada en servicio de la estación de ADIF y en la urbanización de todo el entorno de BSAV (Barcelona Sagrera Alta Velocidad)". "En este sentido, se está en contacto con ADIF por para hacer coincidir la puesta en servicio de ambas actuaciones", remarca el consejero. Por ahora, no se ha fijado ninguna fecha de inauguración.