Menú Buscar
Quim Torra y Elsa Artadi, durante la reunión semanal del gobierno catalán / EFE

La Generalitat abre seis 'embajadas' más y pide al Estado que pague las "pérdidas" del 155

El Gobierno catalán estima que se deberían compensar unos 100 millones de euros, 25 millones de los cuales corresponden a fondos europeos

20.11.2018 15:15 h.
5 min

La Generalitat de Cataluña ha aprobado este martes la reapertura y nueva creación de otras seis delegaciones del Govern en el extranjero. Las cuatro sedes que vuelven a abrir después de haber sido clausuradas tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución del año pasado son las de Portugal (Lisboa), Europa Central y del Este (Viena), los Balcanes (Zagreb) y Países Nórdicos (Estocolmo). A las que se suman las nuevas de Países Bálticos (Riga) y el Mediterráneo (Beirut).

Así lo ha confirmado este mediodía la consejera portavoz y de presidencia, Elsa Artadi. El Gobierno catalán, además, ha acordado iniciar las gestiones para reclamar a la Administración General del Estado "el resarcimiento del importe del gasto que la Generalitat tuvo que asumir como consecuencia directa de la aplicación del artículo 155".

100 millones de euros

Artadi ha recordado que la Generalitat presentó la semana pasada un informe que recogía "las pérdidas directas" que, según sus números, causó la intervención de la autonomía catalana, que se duró desde finales de octubre de 2017 hasta junio de 2018 a causa de la declaración unilateral de independencia (DUI) de hace un año.

El gobierno catalán no da una cifra exacta del importe que solicita. Según sus cálculos, podría superar los 100 millones de euros. De los cuales, 25 millones corresponden al grueso de lo que reclamará: los fondos europeos que, según su versión, "no se pudieron ejecutar en el tiempo correcto y se perdieron" a causa del 155.

Gastos que se imputan

El anuncio llega una semana después de que el Comisionado para el Despliegue del Autogobierno, Pau Villòria, presentara un informe sobre los efectos de la aplicación del 155, que cifra en 1.800 millones de euros la afectación económica en los presupuestos de la Generalitat. El Gobierno catalán encargará ahora a Villòria la coordinación de los trabajos para llevar a cabo esta reclamación.

La Generalitat considera que las actuaciones derivadas del 155 propiciaron un gasto que "no se habría producido sin la intervención" del augobierno. Como, por ejemplo, indemnizaciones de trabajadores despedidos, cancelaciones de alquileres, gastos por dar de baja líneas TIC o licencias de software de delegaciones en el exterior cerradas con el 155, además de pérdidas de presupuesto para inversiones, compras, subvenciones, convenios o campañas no ejecutadas.

'Recado' a Borrell

La semana pasada, el consejero de Exteriores de la Generalitat, Ernest Maragall, reconoció durante la reapertura de la delegación del Govern en Washington que entre los objetivos de las 'embajadas' se encuentra que Cataluña logre un "reconocimiento como país" y "difundir la situación" de los políticos presos por el referéndum ilegal del 1-O y la DUI del 27-O.

Después de haber aprobado en junio la reapertura de las sedes de Alemania, Reino Unido e Irlanda, Italia, EEUU, Francia y Suiza --estas dos últimas, pendientes de abrir, aunque ya tienen delegado--, el Govern ha activado ahora la segunda fase del despliegue de su red de oficinas en el exterior.

En una tercera fase, la Generalitat prevé abrir nuevas sedes en Oriente Medio, Asia o América Latina. Artadi ha reprochado al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, sus reparos a estas nuevas delegaciones. Y ha asegurado que "nosotros seguimos con el despliegue, seguimos trabajando con normalidad en esta línea".