Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los catalanes están llamados a las urnas / EP

La Generalitat asume el 14F: "Trabajamos con una sola fecha para las elecciones"

El Govern restringirá el aforo al 50% en los puntos de votación y aplicará un test a todos los miembros de las mesas electorales

3 min

La Generalitat de Cataluña parece resignada a que las próximas elecciones catalanas se celebren el 14F. El director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales, Ismael Peña-López, así lo ha confirmado esta mañana: "Trabajamos con una sola fecha para las elecciones: el 14 de febrero".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, al alto cargo ha desvelado cómo será el dispositivo electoral en el que "llevamos trabajando diez meses". En primer lugar, se reducirá a la mitad el aforo en los colegios electorales, y se sumarán nuevos espacios en grandes ciudades como Barcelona para esponjar los puntos de votación. También se prevé una campaña de testeo generalizada para todas las personas que formen parte de una mesa electoral, aunque no ha desvelado si será vía PCR o test de antígenos.

Participación en las mesas

La clave, según Peña-López, pasa por "evitar que haya algomeraciones y lograr que haya la mínima interacción posible". Con este objetivo en mente, el responsable de procesos electorales del Govern ha alertado de que el "miedo" a los contagios no basta para eludir la presencia en una mesa electoral. Y ha recordado que la normativa prevé sanciones para aquellos ciudadanos que incumplan este deber de participación.

"El miedo no vale para no ir a una mesa electoral. Hay garantías que no dan pie a tener este miedo", ha asegurado. En la reunión técnica prevista este sábado de la mesa de partidos catalanes, el Ejecutivo autonómico comunicará con detalle su protocolo de actuación para celebrar de forma segura los próximos comicios.

25 millones de gasto

En otra entrevista radiofónica este mismo sábado, Peña-López ha calculado que "unas 250.000 personas confinadas o infectadas deberían votar". El gestor ha asegurado que "lo harán a última hora" del día para reducir el riesgo de propagación. "En una democracia no hay nada más importante, aparte de la salud, que poder votar. Debe pasar por delante de prácticamente todo", ha declarado en RAC1.

A la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) valide definitivamente el 14F --tiene de margen hasta el próximo 8 de febrero--, la Generalitat engrasa su maquinaria electoral para llegar a tiempo a la cita con las urnas. Un proceso cuyo gasto alcanza los 25 millones de euros, según la Generalitat. "El aparato es gigantesco e intentar que todo encaje nos está costando", ha reconocido.