Menú Buscar
La consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz (c), en la presentación del curso escolar 2016-2017. / CG

La Generalitat aplaza el choque de trenes en educación

La consejera se escuda en la falta de Gobierno y no aclara si los alumnos catalanes tendrán que pasar las reválidas que establece la Lomce

4 min

Cataluña no deja claro si cumplirá la Lomce y aplicará las nuevas reválidas a los alumnos que terminen cuarto de ESO y segundo de bachillerato. La consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, no aclara qué posición tomará la Generalitat al respecto, pero sí ha asegurado que en estos dos cursos de final de etapa no se introducirá ningún cambio este año académico.

Ruiz no acaba de creerse que se implanten los exámenes este año. Según la consejera convergente, todavía no se han establecido las bases de las pruebas ni se ha estudiado cómo han de ser y la forma en que se tendrían que realizar, una situación agravada por la interinidad del Gobierno central. “Analizar todo esto requeriría como mínimo dos años; este es el poco conocimiento que tienen del sistema”, ha dicho este jueves durante la presentación del curso que comienza el día 12.

La reválidas, que la Lomce impone como obligatorias para que los estudiantes obtengan el título de la etapa educativa, han contado con el rechazo de varias comunidades autónomas. Cataluña ha sido una de las más beligerantes en este tema, aunque desde la Generalitat no aclaran si desobedecerán la ley educativa, tal y como exige el socio de gobierno de Junts pel Sí, la CUP.

Aumento de alumnos y profesores

La diferencia en el número de alumnos entre los primeros cursos y la educación secundaria y bachillerato aumenta. La baja tasa de natalidad que se mantiene desde hace años ha provocado un descenso de escolarizaciones. Por otro lado, el crecimiento demográfico que se produjo durante los años de bonanza económica, sorbe todo hacia 2005, ha masificado los institutos, que reciben ahora a los niños del boom.

La balanza final arroja un aumento del total de alumnos. La previsión es que este curso haya 1.570.011 matriculados, 7.822 más que el curso anterior. Los docentes también serán más, en concreto 798, aunque el crecimiento es menor en proporción al de alumnos. Uno de los cambios que ha destacado Ruiz en cuanto a los profesores es que los sustitutos se incorporan a los centros el 1 de septiembre, con el resto de docentes, en vez del primer día de curso, como en años anteriores.

Ratios superadas y más barracones

Los sindicatos prevén un curso complicado. Uno de los temas que más preocupan en la comunidad educativa es la superación del número máximo de alumnos por aula. Según datos que ha facilitado este jueves la consejera, el 3,3% de clases del primer curso de educación infantil contarán con más de 25 alumnos, el máximo establecido.

Ruiz también ha admitido que el número total de módulos prefabricados, conocidos popularmente como barracones, también aumentará. Serán 1.010 en toda Cataluña. “Nos hemos centrado en reducir el número de centros formados totalmente por módulos, que son cuatro menos que el curso pasado”, ha asegurado.