Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en la 'embajada' catalana ante la UE durante una visita a Bruselas en 2016 / Jordi Bedmar - EFE

La Generalitat gastó 4,3 millones en sus 'embajadas' en el año del coronavirus

Es el mayor desembolso del último lustro a pesar de la crisis: dispone de 15 delegaciones en el extranjero y otras tres están pendientes de abrir

2 min

Las delegaciones de la Generalitat de Cataluña en el extranjero gastaron 4.345.414 euros en 2020, año de la eclosión de la crisis sanitaria, social y económica del coronavirus.

Según revela El Periódico este viernes, el Govern secesionista cuenta en la actualidad con 15 embajadas funcionando a pleno rendimiento, y otras tres más están aprobadas y pendientes de inauguración. Este gasto, en plena crisis pandémica, ha sido, además, el mayor realizado en el último lustro, pues supera los 4 millones que se destinaron para este fin en 2017 y los 3,2 millones de 2019. Y queda muy lejos de los casi 1,2 millones de 2018, año en el que las cuentas de la Generalitat estuvieron intervenidas varios meses, en los cuales se cesó la actividad de estas oficinas por la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras la declaración unilateral de independencia (DUI) de octubre de 2017.

Personal y alquileres

Por lo que respecta a los sueldos de los embajadores catalanes, según los datos de la Generalitat éstos suelen ser de 87.456 euros anuales por cada uno. Y, en lo relativo a gastos para el resto de personal, la delegación catalana con un mayor volumen es la dedicada a la Unión Europea (con 16 trabajadores y un coste de 289.238 euros), seguida por Italia (seis personas y 283.757 euros), la de EEUU (cinco personas y 236.357 euros) y Francia (cuatro y 228.119 euros).

Por lo que respecta a los alquileres de las embajadas catalanas, los más costosos son los de Bruselas (750.789 euros en 2020), Londres (151.434 euros) y Berlín (104.611 euros).

El secretario de Acción Exterior y de la UE, Gerard Figueras, sostiene que entre las principales actividades de estas delegaciones de la Generalitat figura representar al Govern en el extranjero, impulsar acuerdos en sectores estratégicos, entablar reaciones con instituciones, proyectar una imagen "positiva" de Cataluña y atender a catalanes en el extranjero, entre otras.