Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Salud en funciones, Alba Vergés, en el Parlament / EUROPA PRESS

La Generalitat sólo ha vacunado al 45% de los mayores de 80 años

Cataluña va a la cola respecto al resto de comunidades en esta franja de edad y la 'consellera' Alba Vergés lamenta que las de AstraZeneca sólo puedan aplicarse hasta los 65 años

4 min

La Generalitat de Cataluña todavía no ha vacunado contra el coronavirus ni a la mitad de los ancianos mayores de 80 años no ingresados en residencias. Así lo ha reconocido este miércoles la consellera de Salud de la comunidad, Alba Vergés, admitiendo que la cifra de personas en esta franja de edad inyectadas con al menos una dosis se sitúa en apenas un 44,7%.

Con todo, Vergés ha destacado el avance experimentado en las últimas horas pues, según sus datos, el día anterior la cifra era todavía mucho menor: un 37%.

Cataluña, la más rezagada

Con estas cifras, Cataluña se sitúa a la cola de las comunidades autónomas en la aplicación de las vacunas a mayores de 80 años, pues la mayoría de ellas han administrado la primera dosis a entre un 60% y un 70% de personas de esta edad, según los datos que proporcionan y a falta de una cifra oficial y homogénea por parte del Ministerio de Sanidad.

Cataluña cuenta con casi 400.000 mayores de 80 años que no viven en residencias, de los cuales apenas han recibido su dosis algo menos de la mitad.

La consellera, por otra parte, ha lamentado que el Gobierno haya limitado en España la aplicación de la vacuna de AstraZeneca a personas de un máximo de 65 años --"no hemos conseguido lo que pedíamos: que no haya tope de edad"--, y ha advertido sobre el aumento de los contagios de la pandemia. A pesar de lo cual, la Generalitat descarta por ahora endurecer sus medidas restrictivas.

Extremar precauciones

Vergés ha hecho un llamamiento a la población a extremar las precauciones durante la Semana Santa, apuntando que aún se está a tiempo de frenar el crecimiento de la pandemia y "que no haya una cuarta ola muy pronunciada".

Aunque Cataluña ya lleva 13 días consecutivos de empeoramiento de los indicadores epidémicos, la consellera ha evitado confirmar que la comunidad se encuentre ya en esa cuarta ola: "No sé si podemos decir una ola precisamente porque aún no tiene la forma exacta pero sí que está claro que hemos dejado el estancamiento y que empezamos a subir".

Semana Santa "crítica"

Ante esta situación, el secretario general de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, ha señalado que los próximos días festivos son "críticos" y que la conducta de la población durante la Semana Santa "dibujará el comportamiento epidémico en la nueva fase de crecimiento".

Requeridos sobre la posibilidad de aplicar nuevas restricciones más allá de las impuestas hasta el 9 de abril, Ramentol y Vergés han reclamado "no especular" y han insistido que el control de la situación está "en manos" de toda la ciudadanía.

"La mejor propuesta para cortar los contagios es lo que hagamos hoy y no depende de las medidas de Procicat [Protección Civil de Cataluña], depende de todos", ha dicho la consellera del Govern autonómico.