Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball en 'Crónica Global' / CG

Gay de Montellà: “Artur Mas se lo jugó todo al desastre económico de España, y perdió”

El presidente de Foment del Treball indica que la recuperación del país noqueó la estrategia del expresidente de la Generalitat

7 min

Como si de una timba de cartas se tratara explica el vicepresidente de la CEOE lo que ha sucedido en Cataluña en los últimos años. “Artur Mas se lo jugó todo al desastre económico de España, y perdió porque no se esperaba la recuperación”.

Con esa ilustrativa definición explica el presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, la génesis de la situación política catalana. Durante su participación en los desayunos de Crónica Global, el empresario barcelonés asegura que la estrategia que había trazado el entonces líder de CDC para conseguir la independencia quedó noqueada por los buenos resultados económicos del país a partir de las reformas de 2012.

Ante esa situación inesperada, prosigue su relato, el entonces presidente de la Generalitat tuvo que dar un paso atrás por el revolcón electoral en 2012 y al final dejó la llave de la última legislatura, la de 2015, en manos de la CUP. Un equilibrio político de Junts pel Sí censurado desde el empresariado catalán que ha llevado al actual anuncio de un referéndum unilateral. Su previsión es que el 1-O se transforme en un nuevo 9N y que el resultado sea un adelanto electoral. 

Cinco reformas para el impulso económico

El líder de la gran patronal subraya las cuatro reformas que consiguieron un cambio de signo en la evolución económica del país “en tan sólo tres años”. La laboral resulta la más notoria, pero recuerda que también se impulsó una financiera, el rescate a la banca; una energética emprendida a “golpes de martillo” en especial con las llamadas energías renovables; el programa de liquidez para las administraciones locales que permitió aplicar el plan de pago a proveedores.

Esas son, a su juicio, las grandes políticas que emprendió el Gobierno de Mariano Rajoy la legislatura pasada y que el empresariado reclama que se consoliden.

Un organismo para dar confianza a los mercados

Lejos de la rivalidad que se ha intentado simbolizar desde algunos foros empresariales, Gay de Montellà también ha reconocido el papel que jugó el Consejo Empresarial para la Competitividad. Un organismo creado en febrero de 2011, en los años más duros de la crisis, y que asumió la responsabilidad de vender la fortaleza del tejido económico y empresarial español en los mercados exteriores gracias al protagonismo que desarrollaron los grandes ejecutivos.

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball en 'Crónica Global' / CG

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, en 'Crónica Global' / CG

Fue disuelto por César Alierta, su principal impulsor, en enero pasado. La representatividad del empresariado en el plano institucional e internacional ha regresado a la CEOE, donde Gay de Montellà ejerce de vicepresidente. Ahora, la desarrolla en consonancia con la Cámara de Comercio de España, liderada por otro empresario catalán, Josep Lluís Bonet.

Cuatro propuestas para la negociación

En clave política catalana, el presidente de Foment asegura que hay espacio para su análisis de los tres tercios. Mantiene que un tercio de la población catalana es “independentista, de siempre o sobrevenido; otro, se siente catalán y español sin ninguna duda; y un tercero, duda” y puede decantar la balanza hacia un lado o el otro.

Reclama que el “Gobierno haga una propuesta para que este bloque central y dudoso pueda escoger” e incluso detalla los cuatro puntos en los que se debería centrar la negociación con Cataluña:

  1. El reconocimiento de la identidad que “posibilita el catalanismo de forma evidente”. Mantener el debate de “nacionalidad o nación”.
  2. Inversiones e infraestructuras. Foment del Treball se muestra preocupada por la falta de apoyo económico a proyectos tan sensibles como el Corredor del Mediterráneo. Su presidente reconoce que el trazado en el que se invierte actualmente “no es exactamente el que se diseñó en 2011”. Reclama un apoyo claro y sin fisuras para este tipo de vías.
  3. Un bloque de fiscalidad. Gay de Montellà reitera que se debe recuperar el espíritu del pacto fiscal y abordar cuestiones como la “gestión tributaria o la balanza entre Cataluña y España”. Acepta que el modelo resultante se podría acercar al vasco.
  4. La administración local. “Ordenar los conceptos” para evitar el solapamiento de administraciones con diputaciones, consejos comarcales y ayuntamientos o veguerías llegado el caso.

Críticas a Madrid

El líder patronal también tiene criticas para los políticos de Madrid. Censura que el Gobierno haya optado por una posición de laisser faire, laisser passer hasta la fecha con la cuestión catalana. Por la estrategia de buscar el “cansancio” de los catalanes que llevara a que las reclamaciones independentistas murieran por si solas.

Considera que esta estrategia es un error porque no tiene en cuenta las cuestiones sentimentales que hay en juego. “Seguramente le habrá dado algún rédito como partido, pero como Gobierno implica una falta de gestión”, sentencia. Reclama que se ponga manos a la obra y que articule sin más demoras una oferta para Cataluña. 

Destacadas en Política