Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio Garrigues Walker, en el acto en el Círculo Ecuestre, junto con el periodista Màrius Carol / CG

Garrigues Walker: "Habrá que encontrar una salida para Puigdemont"

El jurista liberal considera que "no es sostenible" que los políticos presos pasen muchos años en la cárcel y de que se deberá pensar en alguna votación en Cataluña

4 min

Un mensaje comprensivo, y una exigencia. El jurista Antonio Garrigues Walker ha dejado en una situación casi de indefensión al empresariado catalán en un acto en el Círculo Ecuestre. Su idea de que es necesario “el diálogo en España”, y de que “en algún momento se deberá votar” en Cataluña para superar la crisis abierta por el independentismo desde la Diada de 2012, no acabó de convencer a los asistentes.

Pero sí su percepción de que “los no independentistas están mal organizados”, y de que el independentismo mantiene su poder por su capacidad de cohesionar a sus partidarios. Sin embargo, Garrigues ha dejado claro que el hecho de que los políticos presos pasen muchos años en la cárcel "no es sostenible". Y ha dejado caer que si Carles Puigdemont volviera a España se debería pensar en alguna fórmula. "Habrá que encontrar alguna salida para Puigdemont", ha señalado.

Carles Puigdemont, en una imagen de archivo / EFE
LA ENCUESTA ¿Hay que ofrecer una "salida" a Puigdemont, como propone Garrigues Walker?

Suave con el independentismo

Garrigues, representante del liberalismo español, no ha arremetido contra el independentismo. E, incluso, ha considerado que los políticos presos “son coherentes y muestran su honestidad” al señalar que volverían a hacer lo mismo que en octubre de 2017. “Dicen lo que piensan y eso está bien”, ha señalado, provocando murmullos en el auditorio.

Sobre los indultos no se ha querido pronunciar directamente, pero ha insistido en encontrar alguna salida, "con la finezza necesaria, eso sí". 

No a la conllevancia

Lo que ha puesto sobre la mesa uno de los dirigentes más respetados en España es la necesidad de afrontar el problema catalán de cara, sin subterfugios, apostando por “votar en algún momento”, y con la idea de que nunca se conseguirá un acuerdo “total” entre “España y Cataluña”, aunque Garrigues ha recelado de la resignación de Ortega y Gasset por la “conllevancia”.

Con una defensa cerrada de un modelo “federal” para España, lejos de modelos centralistas como Francia, Garrigues ha dialogado con el exdirector de La Vanguardia, Màrius Carol, en una muestra de que España debería “dar un salto adelante y dejar de autocriticarse, porque la situación a la que ha llegado, después de muchos años, es buena y a veces no se tiene en cuenta”.

Judicialización

El reproche de Garrigues, aunque ha valorado como “bueno” el sistema judicial, es que depende “en exceso” del poder político, en una referencia clara al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pero, a pesar de que el auditorio buscaba una posición más clara sobre cómo superar el marasmo político, económico y social en España, Garrigues se ha mantenido en ese punto medio cada vez más complicado en este momento.