Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, en rueda de prensa / EP

García Albiol demandará a los que le acusan de cortar el agua de la nave incendiada

El alcalde de Badalona aporta documentación que prueba que el local no tenía agua desde agosto

3 min

Xavier García Albiol es de los que no se callan. Para bien o para mal, el alcalde de Badalona no es de los que ponen la otra mejilla y, si se cree atacado, responde con prontitud y contundencia. En esta ocasión, arremete contra los grupos políticos que le han acusado de haber cortado el agua de la nave incendiada la semana pasada en Badalona.

García Albiol lo ha negado, tanto en un comunicado como en Twitter. Y va más allá, ha advertido de que emprenderá acciones legales contra quienes "continúen insistiendo en estas barbaridades".

Aporta documentación

Albiol ha querido desmentir las "acusaciones falsas" que, argumenta, han lanzado en los últimos días algunas formaciones de la oposición y portavoces de la acampada de la rambla del Gorg, donde pernoctan decenas de supervivientes del incendio. "Este gobierno no ha dado ninguna instrucción respecto al suministro de agua de la nave afectada por el incendio, tal como se puede comprobar en el certificado que ha emitido Aigües de Barcelona el día de hoy", sostiene el alcalde.

En dicho documento, remitido a los medios y que también ha publicado en su cuenta de Twitter, figura que, desde el 12 de mayo, "no consta que el Ayuntamiento de Badalona haya hecho ninguna gestión en relación al suministro de agua de la calle Guifré, 586-592". De hecho, de acuerdo con el informe de la compañía, la finca no dispone de acometida desde el 27 de agosto de 2016, cuando la empresa la anuló tras constatar que el 2 de noviembre de 2007 el titular del contrato de suministro de agua solicitó la baja.

Un albergue para los afectados

Por otro lado, el consistorio también ha anunciado que la mayoría de afectados por el incendio están aceptando la ayuda de emergencia que les ha ofrecido el ayuntamiento, el cual les ha proporcionado la posibilidad de alojarse en un albergue durante al menos un mes.

Por eso, Albiol ha lamentado el "uso político que una minoría está haciendo de la tragedia vivida".