Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'expresident' de la Generalitat fugado, Carles Puigdemont, durante el acto del denominado Consell per la República en Perpiñán (Francia) / EP

Un fundador de CDC, testaferro de las donaciones a Puigdemont

Una entidad de Miquel Esquirol habría servido para ocultar las dádivas que recibía el Consell per la República

3 min

El entorno de Carles Puigdemont se valió de la entidad de un fundador de CDC, Miquel Esquirol, para ocultar el origen de las donaciones que recibía el Consell per la República, según una investigación de la Guardia Civil en el marco de la operación Voloh.

Tal y como detalla El Confidencial, el instituto armado llega a esta conclusión tras chequear las 11 cuentas de Jaume Cabaní, primer contable del expresident prófugo, y artífice de la logística que este organizó en Bélgica.

Gastos de Puigdemont en Waterloo

Esquirol, de 92 años y próximo a Jordi Pujol, fue uno de los primeros militantes de CDC y ha tenido una dilatada relación con el entorno del nacionalismo catalán. En los últimos tiempos incluso llegó a ser tesorero de Òmnium Cultural. Y, aunque no pisa Bélgica desde hace años, su nombre aparece en el documento de constitución en 2018 de la asociación belga CATGlobal ASBL, que paga los gastos de Puigdemont y su entorno en Waterloo y de la que fue administrador Cabaní.

Pero aún hay más. Semanas antes de que Puigdemont huyese a Bélgica, Esquirol registró una entidad sin ánimo de lucro, la Associació Units per al Foment i la Cohesió de la Catalanitat (AUFCC). Aunque esta permanece inactiva, en 2018 realizó pagos de 14.000 euros en julio y agosto a las cuentas de Cabaní en Caixabank, según consta en el sumario del caso. AUFCC no solo carece de web; tampoco cuenta con sede, y esta se ha fijado en la dirección del domicilio de Esquirol.

Donaciones

Pero esos 14.000 euros no son una donación. Fue en abril de 2018 cuando el mismo Cabaní realizó cuatro abonos desde tres cuentas de AUFCC por el mismo importe; 14.000 euros, la misma cantidad que la asociación le devolvió después en dos pagos. El concepto fue: "Cuotas Nation Builder", es decir, AUFCC le estaba entregando a Cabaní su propio dinero.

Nation Builder es una plataforma de comunidades virtuales que usa Puigdemont para gestionar su registro ciudadano del Consell per la República. Y, después de que Cabaní recibiese el último ingreso en agosto, ese mismo día, empieza a pagar a Nation Builder por los servicios prestados al Consell per la República, con un primer abono de 3.961,9 euros. En total, entre 2018 y 2019 pagará a esa plataforma digital un total de 26.474,98 euros. Pero, detalla el citado medio, el servicio digital cobra una tarifa mensual de 400 dólares por unos 45.000 usuarios --según el propio expresident el Consell a penas superaría los 91.000 inscritos--. Una evidencia que indicaría que AUFCC actúa como "sociedad pantalla" de los fondos que Cabaní transfiere al Consell.