Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un centenar de funcionarios del departamento de Justicia han cortado durante unos 15 minutos la Gran Vía de Barcelona este jueves / CG

Los funcionarios de Justicia ‘improvisan’ un corte en la Gran Vía de Barcelona

El boca-oreja en la consejería consigue reunir a un centenar de personas y paralizar durante unos 15 minutos una de las principales arterias de la ciudad

3 min

“¿Oye, te unes a parar la Gran Vía? Para pedir la liberación de Carles Mundó y de los otros presos políticos”. El boca-oreja entre los funcionarios de la Consejería de Justicia se ha activado desde primera hora de la mañana de este jueves para congregar al máximo número de personas posibles y repetir un nuevo parón de tráfico en una de las principales arterias de la ciudad.

Aunque en esta ocasión, no ha sido en hora punta. Un centenar de personas ha improvisado la nueva protesta en la habitual pausa del desayuno de los funcionarios. Poco antes de las 10.30 de la mañana han salido del edifico situado en la confluencia de las calles Pau Claris y Casp del Eixample de Barcelona y han subido hasta la concurrida Gran Vía. Sólo han cortado los carriles centrales. Los autobuses han podido circular con normalidad por los laterales durante los 15 minutos que aproximadamente ha durado el acto reivindicativo.

Pancarta y manifiesto preparado

Con todo, la acción no ha sido tan esporádica como algunos de los participantes comentaban. El grupo promotor tenía preparada una pancarta y se había pactado el texto de un manifiesto que se ha leído.  

Han reclamado la salida de la cárcel del exconsejero Mundó y del resto de miembros del Gobierno destituido a los que también se le ha aplicado la prisión provisional, igual que a los líderes de las entidades independentistas ANC y Òmnium Cultural y la retirada de las “órdenes internacionales de búsqueda y captura” contra Carles Puigdemont y el resto del Ejecutivo destituido que está en Bruselas.

Recuerdo a los miembros de la Mesa del Parlament

También se han acordado de los miembros de la Mesa del Parlament que desde las nueve y media de la mañana declaran ante el Tribunal Supremo. “Estamos al servicio del pueblo de Cataluña y defendemos nuestras instituciones”, se ha reivindicado.

Pasados los 15 minutos, los funcionarios han plegado la pancarta. Algunos se han acercado al único coche que se había quedado parado frente a la protesta para pedir disculpas a los ocupantes por las molestias y agradecerles que no se hubieran marchado de allí. Ya que la Guardia Urbano ha permitido a los otros vehículos que se habían quedado parados frente a los manifestantes dar media vuelta y esquivar el tapón.

Al final, la incidencia ha sido limitada. Aunque algunas voces piden que se repita en otros departamentos de la Generalitat.

Destacadas en Política