Menú Buscar
Bandera en la entrada de Barcelona por la Diagonal en una de las protestas de la huelga independentista de este viernes en Cataluña / CG

Función pública y educación, los dos únicos sectores que paran en Cataluña

CCOO y UGT de Cataluña dejan claro que no se unen a la convocatoria de la protesta política, que propicia teletrabajo y paros patronales para eludir los problemas de movilidad

18.10.2019 12:13 h.
6 min

La huelga independentista convocada este viernes en Cataluña sólo ha tenido una incidencia destacada en dos sectores de actividad muy concretos, la función pública y la educación. Los datos provisionales con los que trabaja la Generalitat apuntan a que el 30,39% de los empleados públicos han comunicado que se suman a la protesta convocada por Intersindical-CSC y AIC, dos organizaciones minoritarias pero que tienen representación en los departamentos del Gobierno catalán.

También consiguieron voz dentro de la comunidad educativa en las últimas elecciones sindicales, la que se ha unido de forma más masiva a las reivindicaciones secesionistas de este viernes. El impacto en los centros de primaria y secundaria llega al 42% y asciende al 90% en las universidades públicas catalanas, tal y como ha avanzado el consejero de Trabajo, Chackir El Homrani, en una entrevista en Rac 1.

‘Trilerismo’ de la Generalitat

El político republicano afirma que el seguimiento de esta protesta es equiparable a “las huelgas generales más seguidas, como la de 2010”. Con todo, hace un ejercicio que ya ha sido tildado de “trilerismo” por parte de las organizaciones sindicales con mayor poder en Cataluña. Según El Homrani, las protestas laborales actuales “son diferentes a las de los años 80” porque los trabajadores “no notifican su baja a la Seguridad Social, sino que piden un día de fiesta o de asuntos propios”.

Chakir El Homrani, 'conseller' de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias / EFE
Chakir El Homrani, 'conseller' de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias / EFE

Las declaraciones del consejero, que llegó a la Generalitat desde UGT de Cataluña por lo que conoce bien la realidad de las organizaciones del trabajo, ha indignado a los sindicalistas. Exigen que se respete lo que consideran su derecho más preciado, el de huelga, y que no se confunda este con un paro patronal.

Huelga política

El que ha hablado más claro este viernes a sido el presidente de UGT de Cataluña y del comité de empresa de Seat, Matías Carnero. Ha asegurado que la protesta independentista es una “huelga política encubierta, a las cosas se les debe llamar por su nombre”, en declaraciones a Crónica Global. Igual que en CCOO, reconocen que en muchas empresas se ha llegado a un acuerdo para aplicar teletrabajo o implementar un día de vacaciones retribuido para evitar el colapso en las carreteras, ya que el principal efecto de las protestas independentistas ha sido sobre la movilidad. 

Fernando Grande Marlaska durante la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete de crisis, como consecuencia de los sucesos ocurridos en Cataluña tras la sentencia del 'procés' / EFE
Fernando Grande Marlaska durante la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete de crisis, como consecuencia de los sucesos ocurridos en Cataluña tras la sentencia del 'procés' / EFE

Por ello justifican que el consumo eléctrico haya bajado el 7% en la mañana del viernes y que se hayan registrado un descenso del 50% de pasajeros en el Metro de Barcelona en la hora punta de entrada a trabajar. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha manifestado en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros que el segumiento es “reducido”.

CCOO y UGT no convocan

Desde CCOO y UGT de Cataluña remarcan que no se han sumado a la convocatoria de Intersindical-CSC y AIC. Desde el primer día han rechazado usar una herramienta laboral por una reivindicación política. Se ha dado libertad a los trabajadores para que se sumen o no a la iniciativa independentista según sus opciones personales y se ha optado por mantener un perfil bajo.

En cuanto a la afectación, ratifican que es en la función pública y en la comunidad educativa donde se concentran los adheridos a la huelga política. Casi la mitad de las factorías han llegado a acuerdos para cerrar la actividad a cambio de permisos retribuidos, el grueso de ello en las comarcas de Girona y en la Cataluña central. Precisamente, las zonas donde las opciones políticas independentistas cuentan con mayor apoyo ciudadano.

Cierre patronal en Bon Preu

Ir al supermercado en Cataluña este viernes es más que posible. Todas las grandes superficies comerciales como Mercadona, Caprabo o El Corte Inglés han abierto sus puertas con total normalidad, con el respeto al derecho de huelga a sus trabajadores tal y como indican sus portavoces.

Joan Font, presidente de Bonpreu / CG
Joan Font, presidente de Bonpreu / CG

Sólo un grupo se ha sumado al cierre patronal y ha dado una jornada de descanso a sus trabajadores, la firma Bon Preu-Esclat. Su propietario, Joan Font, nunca ha escondido que sea un empresario independentista, aunque la decisión de cerrar y brindar otra jornada de vacaciones retribuidas a sus empleados se ha tomado en las últimas horas. Fuentes de la compañía reconocen que a principios de semana se había decidido abrir pero finalmente se decidió secundar la protesta política.