Menú Buscar
Ada Colau ha presidido hoy la presentación de la plataforma para remunicipalizar el agua / CG

Frente común de alcaldes de izquierdas de Barcelona para remunicipalizar el agua

Colau y sus plataformas similares junto a dos ediles del PSC que representan a siete consistorios constituyen la Asociación de Municipios para la Gestión Pública del Agua

4 min

“El agua es un elemento indispensable para la vida, la sociedad y los ecosistemas, y, como tal, se tiene que gestionar bajo criterios de interés general y de bienes comunes”. Bajo esta premisa y en el día mundial del agua, siete alcaldías de la corona metropolitana de Barcelona han constituido este miércoles la Asociación de Municipios para la Gestión Pública del Agua.

La nueva organización nace con el único objetivo de estudiar cómo se remunicipalizar el servicio de ciclo integral del agua. Los ediles quieren recuperar el control de la red tanto en alta como en baja, actualmente concesionada de forma mayoritaria a dos empresas distintas.

Ayuntamientos

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, lidera la nueva plataforma. Lo hace rodeada de los alcaldes de partidos hermanos como Dolors Sabaté de Guanyem Badalona; Carles Escolà de Compromís Badalona y Lluís Tejerdor, primer edil de ICV-EUiA de El Prat del Llobregat. Este último se une a la plataforma por convicción. La ciudad es la única que presta de forma directa el servicio desde 1998.

También ha recibido el apoyo del líder de ERC de Sabadell, Juli Fernàndez, que gobierna en coalición con plataformas ciudadanas al entorno de ICV, EUiA y la CUP. Dos ayuntamientos socialistas se han unido a la propuesta. El de Santa Coloma de Gramanet, liderado por Núria Parlon, y el de Terrassa, encabezado por Jordi Ballart.

Tal y como han recordado, todos ellos representan a 2,5 millones de catalanes de la primera corona metropolitana.

Este último marca tendencia entre los miembros de la plataforma. La cocapital del Vallès Occidental cuenta con su propia empresa de ciclo integral diferenciada del resto de la red y con una concesión desde hace 75 años a una sociedad del grupo Agbar. Ha iniciado el proceso para recuperar el control directo del consistorio que ya ha acabado en los tribunales.

Empresas concesionarias

Aigües Ter Llobregat (ATLL) se encarga del servicio desde el lugar de captación hasta los depósitos de cabecera. Depende de la Generalitat de Cataluña y está controlada por Acciona, aunque el contrato cuelga de un hilo. Su creación ha sido anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y el Tribunal Supremo debe ratificar o enmendar esta sentencia en breve.

Una empresa mixta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) controlada por la Sociedad General de Aguas de Barcelona, del grupo Agbar, realiza la distribución interna en los municipios y su posterior depuración o recuperación. También espera que el Alto Tribunal resuelva un recurso de casación que anula su decreto de creación. Aunque este proceso será más largo.

Estudios del AMB

Colau, antes de firmar el decreto, ha recordado que a pesar de este proceso abierto, el Gobierno del AMB ha iniciado los estudios para estar preparados en el caso de que se confirme la anulación de la sociedad mixta.

Como presidenta del órgano de gestión supramunicipal y con el apoyo de la mayoría de alcaldes que se han unido a la asociación --Sabadell y Terrassa no forman parte del AMB-- se apuesta por no repetir el modelo de concesión pública.