Menú Buscar
El exconsejero de la Generalitat Jordi Baiget

Las frases que han acabado con la carrera política de consejero díscolo

Baiget ha forzado su destitución, con el añadido de que ha puesto su cargo en manos de Puigdemont

3 min

Jordi Baiget (Balaguer, 1963) ya es historia en el equipo de gobierno de la Generalitat. El otrora hombre fuerte de Artur Mas ha terminado con la paciencia de Carles Puigdemont y, tras unas declaraciones que en nada benefician al procés que defienden su coalición (JxSí) y la CUP ha puesto su cargo a disposición del presidente autonómico. Y lo ha cesado.

Baiget ha cuestionado el referéndum en una entrevista en El Punt Avui, sí, pero también ha disparado contra Puigdemont y su modo de trabajar. “Puigdemont es mucho más explosivo (que Mas); no entra en nuestro día a día, deja hacer…”, reflexionaba el ya exconsejero de Empresa y Conocimiento. “Parece que Puigdemont conecta más con la gente, es más cercano… pero a la hora de trabajar con él es muy distante”.

Un nuevo 9N

Pero el gran titular lo ha dado con sus dudas sobre el referéndum: “El Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podremos hacer el referéndum”. Sí ha afirmado que habrá una norma legal catalana para que se pueda hacer la consulta, “pero en el minuto uno vendrá la suspensión”.

Conclusión: “Irán tan en contra que tal vez tengamos que hacer algo diferente, y algo diferente se puede parecer al 9N. Por eso, cuando bandeamos el 9N, cuando decimos que ahora no haremos un 9N, a mí estas declaraciones no me gustan, nos cierran puertas…”.

“Lo único que hará que si hacemos un 9N no sea un 9N es que, en lugar de dos millones a votar vayan cuatro millones de personas”, ha añadido. Y más: “Pensar que haremos un grado de movilizaciones mayoritarias y permanentes es no conocer el país”.

Proteger el patrimonio

Baiget ha avisado de que está disconforme con la manera de trabajar del Govern la recta final del procés. “A mí, y a otros, ¿se nos consulta la estrategia de lo que tenemos que hacer? No. Y en función de la estrategia que se decida, quienes no estamos en el núcleo duro de las decisiones tendremos que tomar alguna con muy poco tiempo sobre cosas que no hemos podido madurar. Y eso, eso…”.

Especialmente preocupado se ha mostrado con el hecho de que todo este recorrido de desobediencia afecte a su patrimonio. Porque la cárcel, dice “podría aguantarla”, “pero no si van contra el patrimonio”: “Pensemos en la familia… nuestras decisiones pueden afectar a nuestras familias…”. Y sí, ha reconocido que ha sentido “respeto” cuando ha firmado algunos requerimientos del Tribunal Constitucional.

Destacadas en Política