El francotirador de Pedro Sánchez era hijo del último alcalde franquista de Rubí

El presunto terrorista fue campeón de España de 100 kilómetros entre los años 1993 y 1996, compitiendo con el club de atletismo de su localidad

Imagen del francotirador Manuel Murillo Sánchez / FACEBOOK
08.11.2018 12:37 h.
4 min

Manuel Murillo Sánchez, el francotirador que planeaba perpetrar un atentado contra el presidente del Ejecutivo, es hijo del que fue el último alcalde franquista de la localidad catalana de Rubí. Según informa el diario Público, el detenido nunca había participado en actos violentos ni tenía antecedentes policiales. Sin embargo, contaba con un arsenal de 16 armas cortas y 6 armas largas entre ellas, rifles de precisión y dos pistolas ilegales modificadas que escondía en su vehículo. 

El vigilante de seguridad nació en la localidad de Rubí en agosto de 1956. Es hijo del que fuera el último alcalde franquista de la población catalana: Manuel Murillo Iglesias, alcalde de Rubí entre 1962 y 1977 y conocido falangista durante su juventud. 

Campeón de atletismo

Además, el presunto tirador fue campeón de España de 100 kilómetros entre los años 1993 y 1996, compitiendo con el club de atletismo de Rubí.

Según fuentes del entorno deportivo del detenido citados por Europa Press, se trataba de un “buen deportista y una buena persona", y han dicho estar estupefactos al conocer el motivo de su detención. Han reiterado que en el ámbito deportivo era "ejemplar y estricto" con los entrenamientos y preparación para poder competir en las diversas citas, que además de España, también lo llevó a concursar en Campeonatos de Europa y del Mundo.

Murillo, el francotirador que quería matar a Pedro Sánchez, tras correr un maratón

Murillo, el francotirador que quería matar a Pedro Sánchez, tras correr un maratón

Ambientes ultraderechistas

Las mismas fuentes han destacado el puesto 14 que consiguió en el Campeonato de Europa de 1997, organizado en Italia, que permitió a España colgarse la medalla de plata en la categoría por equipos. Además, en los años 90 compitió en mundiales y europeos ocupando "buenas posiciones, estando entre los 20 ó 30 mejores" de la clasificación.

En cuanto a su perfil médico, Murillo cuenta con un historial de problemas psicológicos aunque posee licencia de armas por su profesión --vigilante de seguridad-- y afición deportiva. No tenía antecedentes policiales ni había participado en actos violentos, pero frecuentaba ambientes ultraderechistas. Con este perfil resultaba complicado que las fuerzas de seguridad se fijaran en él como posible terrorista.

Fomento del odio

Líderes políticos han querido expresar públicamente sus reacciones ante la noticia a través de la red social Twitter. La formación morada Podemos ha tildado la situación como consecuencia del fomento del odio. Ante el atentado contra Pedro Sánchez por querer exhumar los restos de Franco, Podemos ha expresado que “este es el resultado del fomento del odio por parte de la ultraderecha” además de apelar que “la sociedad, la ciudadanía, los partidos políticos y los medios de comunicación deben hacer frente común contra la violencia y el fascismo”.

Pablo Echenique ha publicado también en Twitter que “Cuando en España algunos empiezan a usar el discurso de extrema derecha de Trump, empieza a aflorar el terrorismo de extrema derecha que conocen bien en EEUU”.

¿Quiere hacer un comentario?