Menú Buscar
Joaquim Forn, exconsejero del Interior de la Generalitat, en una imagen de archivo / EFE

Forn acusó ante el juez a De los Cobos de dejar solos a los Mossos el 1-O

El exconsejero del Interior coincidió con Jordi Sànchez en que no preveían la contundencia de lo que ocurrió el día del referéndum

3 min

Joaquim Forn declaró ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que el 1 de octubre el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos dejó solos a los Mossos d’Esquadra. El exconsejero del Interior, en prisión preventiva, aseguró en su comparecencia del día 11 de enero que para el día del referéndum estaban previstas cuatro reuniones entre los cuerpos de seguridad del Estado y la policía catalana y que los únicos que asistieron fueron los Mossos.

“Cuando Trapero se lo hizo saber a Pérez de los Cobos, le dijeron que se habían olvidado de la reunión y que el resto quedaban desconvocadas”, dijo, según han desvelado los audios publicados este jueves por La Vanguardia. Forn se encuentra en prisión provisional sin fianza desde el 2 de noviembre, acusado de los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Cumplimiento de mandatos judiciales

En su declaración, el exconseller aseguró que los Mossos cumplieron en todo momento los mandatos judiciales. De hecho, defendió que en varias ocasiones comunicó a Puigdemont su intención de seguir las instrucciones judiciales: “En el primer momento que se produzca un mandamiento judicial o de Fiscalía, se cumplirá. El presidente me dice: ‘Haz lo que tengas que hacer’”.

Forn coincide con Jordi Sànchez en que desde el soberanismo no se preveía lo que ocurrió el 1 de octubre. “Ni preveía ni podía aceptar que habría algún tipo de violencia, porque era una cosa trabajada, una cuestión que se abordaba por órdenes del TSJC y con las concurrencias de la policía de Cataluña, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil”, afirmó.

Agentes desplazados

Sobre sus declaraciones anteriores a la celebración del referéndum en las que afirmaba que la Guardia Civil y la Policía Nacional se desplazaban a Cataluña para alterar el orden público, admitió a preguntas del fiscal que “no me expresé bien”. Sin embargo, defendió que “en el contexto político que estábamos viviendo, hacer desplazar de la manera mediática como lo hicieron, en lugar de tranquilizar…”. Por esta razón lo considera un “error”.