Menú Buscar

Forn: "Me enteré del censo por la televisión"

El exconsejero de Interior elude haber participado en su elaboración, que atribuye a Jordi Turull, y niega haber dado "órdenes políticas" a los Mossos

14.02.2019 17:10 h.
7 min

Joaquim Forn ha eludido cualquier responsabilidad en la elaboración del censo electoral del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. En respuesta a las preguntas de la Abogacía del Estado, el exconsejero de Interior de la Generalitat ha respondido que se "enteró por la televisión" del mismo cuando lo presentaron el entonces consejero de Presidencia, Jordi Turull, "y no sé si Raül Romeva", que en ese momento encabezaba el departamento de Interior.

Forn ha explicado durante su comparecencia en el juicio que se está llevando a cabo en el Tribunal Supremo que el objetivo del censo era "que cualquiera pudiera votar, aunque no fuera en su colegio electoral", tal y como ha apuntado también el exvicepresidente Oriol Junqueras. "Me enteré del censo a primera hora de la mañana", ha asegurado el dirigente del PDeCAT, desvinculándose en todo momento de su confección.

El papel de los Mossos el 1-O

Forn, asimismo, ha asegurado que ni él ni ningún otro miembro del Gobierno catalán dieron "órdenes políticas" a los Mossos d'Esquadra para facilitar el referéndum, y que éstos cumplieron en todo momento sus funciones como policía judicial, atendiendo las resoluciones de la Fiscalía y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

En respuesta a la Abogacía, representada por la letrada Rosa María Seoane, Forn ha destacado que todos los comisarios de los Mossos han acreditado no haber recibido ninguna orden de carácter político para facilitar el referéndum, ni tampoco instrucciones políticas por parte del Govern de Carles Puigdemont.

"No se les pidió que dejaran de hacer sus funciones para adherirse a una decisión política", ha insistido Forn, que ha vuelto a distinguir entre su apoyo político al referéndum y su función como titular de Interior.

Incredulidad de la Abogacía

Seoane ha replicado que le parecía "difícil de entender" esta duplicidad, ya que no comprende cómo Forn podía pedir a los Mossos d'Esquadra que cumplieran las ordenes judiciales al mismo tiempo que fomentaba la votación.

“Yo estoy de acuerdo con el referéndum, pero no utilizo los mecanismos de Interior. Lo que hago es decir a Mossos que cumplan con sus funciones de policía judicial y dar cumplimiento a lo que pida la Fiscalía y el TSJC”, ha indicado.

Protesta ante la Consejería de Interior

Por lo que respecta a la concentración ante la Consejería de Economía del 20 de septiembre de 2017 para protestar por los registros que se llevaron a cabo ese día por parte del Poder Judicial para buscar documentación del 1-O, y por la cual permanecen en prisión los entonces líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, como organizadores, Forn ha asegurado que se aceptó su autorización, pese a no haberse avisado con 24 horas de antelación, "porque en ese plazo nadie sabía que se iban a producir estos hechos".

 

“Fui teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y conozco las funciones. En todas las manifestaciones que se autorizan, prevalece el derecho de manifestación y se concede el permiso" si el aviso se produce por los cauces correctos. El exconsejero, asimismo, ha apuntado que "no he visto ninguna manifestación" que se haya suspendido por no cumplir con los plazos temporales de antelación.

Operativo policial

Por lo que respecta al operativo policial para facilitar el registro de la Consejería el 20-S, ha afirmado que "yo no lo dirigí, y no conozco al detalle todas las operaciones", aunque mantuvo contacto con el entonces mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, "y en cada momento me explicaba lo que iba pasando".

Sobre las instrucciones que se dieron, ha sostenido que fueron "las de siempre", centrándose en "proteger personas y bienes" o que no hubiera avalanchas, "como se hace en cualquier actuación policial".

Pasillo humano y salida de la comitiva judicial

Respecto al pasillo humano que formaron los organizadores de la protesta del 20-S para facilitar el acceso al edificio de la comitiva judicial, Forn ha considerado que se dejó en sus manos "para crear menos tensiones", y que se pidió la "mediación" con Sànchez para hacerlo. “Es una práctica habitual. También pasa en otras manifestaciones", ha indicado.

Al ser preguntado por la Abogacía sobre por qué se recomendó a la comitiva judicial que no saliera por la puerta principal, dada la nutrida presencia de manifestantes, ha indicado que "la información que yo tenía es que fue la secretaría judicial quien no quería salir de esta manera". Y que, a través de la mediación de los Mossos, se buscó una salida alternativa a través del colindante cine Coliseum, como así se hizo, aunque "desconozco los detalles".

“El registro no tuvo inconveniente. Se les abrió la puerta y pudieron ir a los despachos que quisieron. Luego se le buscó una alternativa a la secretaría judicial para salir. Y pudieron hacer su trabajo. Dentro no había manifestantes, estaban fuera”, ha recordado Forn.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información