Menú Buscar
El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC)  junto al vicepresidente primero, Josep Costa (JxCat), miembros ambos del bloque independentista, y un responsable de los servicios jurídicos / EFE

La nueva forma de discriminación independentista

La Mesa del Parlament, con mayoría secesionista, ha rechazado tramitar iniciativas legislativas de la oposición en un gesto sin precedentes

20.11.2019 00:00 h.
4 min

No existen precedentes. Y el tiempo dirá si lo ocurrido ayer en la Mesa del Parlament no sienta un precedente. Este órgano de gestión de la Cámara catalana solo ha tramitado para el próximo Pleno de los días 26 y 27 de noviembre, las iniciativas legislativas de los grupos independentistas, dejando en lista de espera las propuestas de los partidos de la oposición. “Hay una norma no escrita, según la cual, la Mesa siempre tramita alguna proposición de ley de la oposición. Pero en esta ocasión, solo ha señalado las suyas. Esperamos que esto no se convierta en una tónica general”, explican fuentes parlamentarias.

Así, la Mesa señaló el debate de la Ley de Puertos y de transportes en aguas marítimas y continentales, y el del proyecto de ley de modificación de la ley de cambio climático respecto al impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono de vehículos de tracción mecánica.

Propuesta sobre autodeterminación

También acordó la votación de la polémica Propuesta de Resolución (PR) presentada por Junts per Catalunya, ERC y CUP como respuesta conjunta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés. Esta iniciativa reivindicaba, en su punto 11, "el derecho de los diputados y diputadas a poder debatir sobre todos los asuntos que interesan a la ciudadanía, incluidos el derecho a la autodeterminación, la monarquía o la soberanía".

La PR fue recurrida por el Gobierno español ante el TC, que suspendió esa parte del artículo 11, y advirtió al presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), y a los miembros de la Mesa de las consecuencias penales de tramitar iniciativas contrarias a la doctrina del Alto Tribunal. El letrado mayor, Joan Ridao, decidió que la propuesta fuera publicada en el Boletín Oficial del Parlament sin ese párrafo impugnado. Sin embargo, los partidos independentistas negocian ahora como restituirlo, vía enmienda. La CUP aprieta en este sentido.

El portavoz parlamentario del PP, Santi Rodríguez, cree que “al Govern y a los grupos que lo apoyan les molesta la oposición, y buscan ámbitos donde debatir sin que la oposición pueda tener voz”. Por ello “han decidido que en este Pleno la oposición no tenga iniciativa legislativa”.

Barracones y violencia contra las mujeres

En este sentido, explicó que la Mesa ha desestimado debatir la proposición de ley del PPC de eliminar los barracones en las escuelas.

En el caso de Ciudadanos, su propuesta legislativa, también aplazada, iba dirigida a la lucha contra la violencia contra las mujeres. Esta formación también había presentado una solicitud para crear una comisión de investigación sobre la vinculación del presidente Quim Torra con los Comités de Defensa de la República (CDR). Sin embargo, el debate y votación sobre esta propuesta se ha aplazado.

El diputado de Cs, Ignacio Martín Blanco, aseguró que "la obligación como principal grupo del Parlamento es pedir que se den las explicaciones" al respecto, y pidió a Torra que no haga como en la moción de censura, donde "se escondió". "Torra nos tiene acostumbrados a una actitud que no merece su cargo cuando alimenta la violencia en las calles o se le implica con los CDR detenidos”, concluyó.