Menú Buscar
Carme Forcadell, emocionada en una imagen de archivo, no repetirá como presidenta del Parlament / EFE

Forcadell frente a la mano dura del fiscal

El ministerio público solicitará medidas cautelares contra la presidenta del Parlament durante su comparecencia en el Tribunal Supremo

2 min

La presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadellse enfrenta a su día más duro. La Fiscalía del Tribunal Supremo prepara un implacable interrogatorio contra ella y contra el resto de los miembros de la Mesa de la Cámara catalana, en la línea de lo que el fiscal de la Audiencia Nacional preparó contra el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el resto de exmiembros del Govern inculpados.

Para el fiscal, Forcadell y el resto de los investigados son presuntos autores de rebelión, sedición, desobediencia y malversación.

Fiscal severo

Los abogados de Forcadell no han confirmado aún si la investigada atenderá o no a las preguntas del fiscal. Los exconsellers no lo hicieron y el fiscal pidió para ellos la mayor: prisión incondicional y sin fianza. Para todos menos para Santi Vila, que sí respondió al ministerio público; dio un paso atrás y, finalmente, ha quedado libre con cargos tras pagar una fianza. Futuro similar al que se atisba para Joan Josep Nuet, el parlamentario imputado que votó en contra de la declaración de independencia y que acompañará hoy a Forcadell ante el juez.

En los corrillos judiciales de Madrid se comenta que el magistrado del Supremo que instruye la causa Forcadell, Pablo Llarena, no es como la jueza Carmen Lamela, que encarceló a los antiguos miembros del Govern por hechos casi idénticos a los que se imputan a la cúpula del Parlament. Hay quien dice, incluso, que el del Supremo es más severo, aunque fuera benévolo con Forcadell y compañía y la semana pasada les concediera seis días para que pudieran analizar con detalle la querella del fiscal antes de declarar.